lunes, 21 de mayo de 2012

Maravillosas criaturas nocturnas



LA MASCHERA DEL DEMONIO fue el debut en la dirección del muy prometedor director de fotografía Mario Bava; y, como suele suceder cuando a un talento le dejan trabajar, sentó cátedra. Y no me parece exagerado decir esto ahora que se han cumplido más de cincuenta años de esta singular y muy atípica obra maestra. No me lo parece porque Bava consiguió algo muy difícil, que es reactualizar varias décadas después a los clásicos de la Universal, adaptar nada menos que a Gogol y (aunque esto sólo se sabría algún tiempo después) abrirle la puerta a la horda de directores que habrían de venir después dispuestos a sacar el lado más macabro del género de terror. Y no me refiero sólo a la nómina italiana, que fue importante, sino también a la factoría Hammer y, cómo no, el splatter setentero, mucho más explícito y directo. Bava filmó un cuento a la vez repulsivo y elegante, descentralizó la sempiterna figura del "monstruo" y se propuso dar más importancia al mal en sí mismo, presentando una galería de personajes inolvidables, como la arrebatadamente romántica pareja de hechiceros, Asa y Juvotich, que regresan de la muerte precisamente por la incredulidad de un hombre de ciencia. Por no hablar de la elaboradísima imaginería visual, con los inefables interiores del castillo, la cripta mortuoria, un mastodóntico carruaje (luego mil veces copiado) y unos muy inquietantes instrumentos de tortura, entre los que sobresale la susodicha máscara de título, que básicamente es el pretexto con el que Bava inicia este terrorífico paseo por la muerte y sus discípulos; aunque resulta imposible disociar esto de su carácter romántico/fatídico, puesto que la maldición es desencadenada no por otra cosa que por la ejecución de una pareja de amantes. Insisto: cinco décadas después, LA MASCHERA DEL DEMONIO (me niego a reconocer la pamplina esa de "Black Sunday") sigue despertando pasiones entre los aficionados al género, que hace tiempo que la elevaron a los altares como la oba seminal que es; así que no entiendo cómo no la han visto aún.
Saludos enmascarados.

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Yo creo que todos los que hemos nacido en la década de los 70 la hemos visto. ¡A ver quién se resistía a alquilarla en el videoclub!.
Una realización eficaz para una historia que siempre va a funcionar si se cuenta con la ambición justa que necesita el asunto de la venganza venida desde el más allá. O sea, sin metafísica. Jodo, lo de la cría cruzando el bosque buscando comida daba un miedo de cojones.

dvd dijo...

Es una peli con muy mala "bava"... perdón, tenía que decirlo...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!