domingo, 31 de enero de 2016

Rincón del freak #222: Gamberrismo de autor



A menudo cometemos el grave error de identificar rápidamente a un señor con Palma de Oro en Cannes y domicilio fiscal en país exótico con un sesudísimo autor de triste figura y discurso inaccesible. Esto es así, supongo, en algunos casos, pero no en el del tailandés Apichatpong Weerasethakul, un tipo que intuyo con una democracia interna (sea esto lo que sea) que no le permite un gramo de divismo, que es lo que en realidad esconde la pose de dichos autores; autores de hecho y cohecho, que con su presencia adornan estos festivales, a la vez que esculpen su nicho eterno, que es lo mismo que una estrella un poco más lejos. Weerasethakul se vistió de Tarantino hace ya 13 años y filmó una chuchería visual tan divertida como intrascendente. Como lo oyen, THE ADVENTURE OF IRON PUSSY (traduzcan, please) narraba las alocadas aventuras de un agente secreto transexual (Shaowanasai, que también es co-director), que por el día trabaja en un "Todo a 100" y por las noches se dedica a patearle el culo a los malvados. Siempre viaja "a la amazona" en una Vespa que conduce su compinche, al que salvó de la drogadicción, y jamás se separa de su barra de labios, que le ha salvado la vida en más de una ocasión.
La película (por llamarla de alguna forma) tiene buenísimas intenciones, pero rápidamente muestra sus carencias, que son muchas, y Weerasethakul confunde el impulso de la serie B con dejar la función en una sucesión de sketches filmados como una telenovela barata, lo que dejó este curioso artefacto justamente en un olvido al que el gran director tailandés no ha sucumbido por resucitar. Ese es, en último término. el gran triunfo de Tarantino desde hace más de dos décadas: haber creado escuela y dificultar la copia barata.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!