miércoles, 24 de febrero de 2016

Hay que quitarse todas las máscaras



Sí, soy yo, el que ha atizado inclemente a Alejandro Amenábar a lo largo de estos casi ocho años de blog. REGRESSION me gusta... Curioso ¿no? Aunque he leído por ahí que es muy posible que esta película, curiosamente, guste a quienes no han comulgado con las ínfulas y pretensiones anteriores del director español. Tiene sentido, REGRESSION es un thriller de los que gustamos en llamar "sólidos"; parece que Amenábar va a jugárnosla otra vez con sus puertas falsas e hiperbólicos desenlaces, pero esta vez ha preferido apoyarse en dos o tres cosas que siempre vienen bien cuando hay un intento por relanzar una carrera. Los actores están muy bien, sobre todo Ethan Hawke y un sobrecogedor David Dencik, que protagonizan dos o tres cara a cara magistrales. El uso de la música del estupendo Roque Baños es menos enfático, y ayuda a mantener el clima de extrañeza que va creciendo poco a poco. El guion es el punto fuerte, porque, al contrario de lo que hayamos pensado viendo esos malditos trailers, ésta no es una película de terror, y en su punto culminante ni siquiera de suspense. Ésta es una película acerca de lo complicado que es luchar contra los demonios de la mente, donde el bien y el mal se entrecruzan libre e impunemente; y es una película de derrotados, porque al final nadie ha logrado su propósito, ni los malos, porque tampoco es que sean "malos", ni el bueno, porque ha estado todo el tiempo mirando en la dirección equivocada hasta que es demasiado tarde para rectificar.
En suma, una película sin golpes de efecto, construida desde un modelo saludablemente clásico y que, al menos a mí, por el momento, me reconcilia con su director, del que espero que logre relanzar su trayectoria si es que la línea por la que va a continuar es ésta.
Saludos.

2 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Me gusta Amenabar,en general,pero no Regresión.
La fuí a ver al cine y me arrepentí.
Se vendió como un thriller y no vi suspense ni acción.
Ni siquiera me terminé de creer las interpretaciones protagonistas.
En fin,ya sabemos lo subjetivo del cine,y para gustos,por mucho mérito técnico que tenga la cinta,los colores.
Un saludo

dvd dijo...

Por lo tanto, está claro por qué sí me ha gustado a mí...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!