viernes, 19 de febrero de 2016

German. Rodar pese a todo #6



... habéis llegado, habéis venido. Habéis traído. El conocimiento, la luz, la distinción desambiguada de las cosas. Ahora, aquí estáis. Y el tiempo es caminar, el martirio es caminar. Porque no hay nada que aprender, ni tampoco ignorar. El libro de notas está vacío y lo que queda es observar a los gusanos arrastrarse y comer de la carne muerta. El tiempo, este tiempo, pasará, pero no nos tocará a nosotros hacer líneas en cuanto a ello. Ese será otro mundo. Pero quien sufra la locura de la eternidad debe tragarse toda la inmundicia, vomitar y volver a tragar su vómito aún caliente. El que no toca ni es tocado busca la frescura en el fango y ha olvidado si buscaba alguna cosa o alguna persona. La locura es incontinencia y el cansancio tranquiliza a los condenados. Todos, todos ellos. Todos no pueden hacer otra cosa que ir, y venir. El ruido es como el frío. Morir, caerse y fundirse en el lodo o en el agua negra es silencio. Otros vendrán después de estos observadores, como otros estuvieron en un tiempo anterior y agacharon sus ideas. Habéis traído las ideas... ¡Y de qué poco nos han servido!...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!