domingo, 24 de octubre de 2010

Prejuicio sin orgullo




Bien, intentaré ser más breve aún que con la otra. Esto se llama así: LUFTSLOTTET SOM SPRÄNGDES (LA REINA EN EL PALACIO DE LAS CORRIENTES DE AIRE), que es un título mu mono y mu aparente y mu sofisticao y todo eso, pero que no da para salvar lo insalvable, en este caso ni más ni menos que una película de calidad ínfima, rozando el telefilm chusco. De acuerdo, vale, esto es como un veneno, que ves la canina en el frasco y aun así te lo tomas, porque además de gilipollas eres chulo como tú solo. Así te va, con una tía que se pone los pelos de punki después de salir del hospital, donde estaba mejor no por nada, sino porque todo ese tiempo estaba sin abrir la puta boca. Mosqueo, mosqueo chungo y profundo; cuatro euros tirados a la basura... ¿cómo coño no voy a pagar 15 por ver cine de verdad en Filmin, por ejemplo? Esto, que es una soplapollez supina, donde llega un momento en el que te la suda absolutamente todo lo que estás viendo, eleva tu sensación de estar siendo estafado hastalímites insospechados; el ejemplo más claro es que de toda la ingente cantidad de becerros de dos patas que se han dejado los cuartos (muchos, muchos cuartos) en los tres tochos esos, pero que jamás leerán obras maestras como "La montaña mágica" o "Crimen y castigo" porque... ¡son muy largos!... Acabáramos... Pues, como decía, que me desvío, les he preguntado a unos cuantos que de qué coño iba el rollo éste, que no me había enterado de nada, pero de nada, y eso que la narración es tan complicada como las fichas para colorear de mi hija de dos años. En fin, que todos se encogen de hombros y, sin dejar de mirarse los pies, te dicen: "Sí, está de puta madre, está muy bien, está cojonuda, es muy entretenida y salen muchas cosas". Para terminar con: "Me tiene súper enganchado"... Jaja... ¿y ya? ¿y para esto tanto alboroto? En resumen; al menos sí que sirve para algo una cosa tan absurda como ésta: para medir el grado de la estupidez humana en materia de cultura. Pensaba que el aparato era el "Sinde-ómetro", ahora sé que es el "milleniumiario cáustico".
Agusto me he quedao, rediós...
Saludos alegremente dominicales.

2 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Pues mire que la primera entrega no estaba tan mal, aunque debería de haber sido la última. La segunda es realmente paupérrima, digna del peor telefilm televisivo y la tercera, usted lo ha dicho todo. Dicen que David Fincher se va ocupar del remake norteamericano.

dvd dijo...

No, si lo de Fincher también tiene lo suyo...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!