domingo, 10 de octubre de 2010

Cables por todas partes



Una de las tristes verdades que nos confirman el irrevocable hecho de que cada vez somos un poco más viejos (aparte de la talla de ropa o la hora a la que nos acostamos los Sábados), es la extraña sensación que recorre nuestra espina dorsal el día que decidimos volver a echar un vistazo a KOKAKU KIDOTAI (GHOST IN THE SHELL), comprobamos que sigue siendo un producto de entretenimiento magnífico, que no le chirría casi a ninguna edad, pero nos invade el estupor al ver el año en que fue hecha. 1995. Sí, efectivamente; GHOST IN THE SHELL se podría haber hecho el año pasado y no pasaría absolutamente nada, excepto la constatación del nivel técnico desarrollado por la industria japonesa dedicada a la animación. GITS es carne de fan, de fanático, de roedor de detalles y de repasos obsesos, cuidados al milímetro, sobre una obra que, seamos sinceros, tampoco cuenta nada que no hubiésemos visto antes. La historia es deliberadamente confusa y trata aproximadamente acerca de un futuro ultratecnificado, donde los cyborgs son una realidad cotidiana y son usados para los trabajos de mayor riesgo, en este caso centrado en la enigmática figura de Kusanagi, una mujer-robot-policía a la que no te gustaría encontrarte por la calle y que ha de iniciar una compleja investigación (que nunca queda del todo clara, y es su mayor deficiencia) sobre piratas informáticos que son la nueva amenaza global. Como casi todo en esta perra vida, el tiempo, ese agente incontrolable al que aludíamos anteriormente, lo pone todo en su sitio, y lo que hace quince años era la repera de la revolución tecnológico-filosófico (y siete años antes lo fue AKIRA, recordemos), ha quedado como lo que es y únicamente puede llegar a ser, esto es: un espectáculo visual-sonoro de lujo para nuevas generaciones que se jactan de haberlo visto casi todo. No digo que no sea entretenida, que lo es bastante, pero siempre le he achacado un exceso de celo a la hora de revelar sus cartas, algo que luego me ha impedido seguir la miríada de secuelas, tanto en formato serie o largos directamente editados en DVD. No sé si tendrá algo que ver el carca en el que me estoy convirtiendo paulatinamente mientras voy tecleando estas cositas un Domingo por la mañana, pero es que el tiempo pasa para todos, y eso no lo cambia ni el megapixel más avanzado.
Saludos dominicales.

5 comentarios:

@ngel dijo...

Un clásico junto con akira ,la segunda parte Innocence también tiene mucha calidad ,saludos!

Kinezoe dijo...

La tengo en casa en la estantería desde hace algún tiempo y no sé qué hago que todavía no me he puesto a verla.

Si se parece a Akira me gustará, aunque no soy yo tampoco de los que la tienen en un altar... Visualmente es la repera, pero el guión no es ningún prodigio, todo hay que decirlo.

Saludos dominicales ;)

PEPE CAHIERS dijo...

Por lo menos GITS, quitanto un poco de exceso argumental, se puede entener la trama en un plano general, pero que alguien me diga de que trataba Akira.

La Guionista Reflexiva dijo...

La tengo en mi lista de "obligada visión" que, no sé que pasa pero cuanto más cine veo más crece...

dvd dijo...

¿Qué puedo añadir?... posiblemente que sea un título adelantado a su tiempo en la seriedad con la que se toma hasta sus aspectos más descabellados.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!