miércoles, 7 de marzo de 2012

Un paseo por el corazón



Prosigamos con los oscar'12, donde, teniendo en cuenta la ingente cantidad de películas optantes al máximo galardón, el certamen termina por expandirse ya no sólo en tiempo, sino en el espacio que delimita qué es lo importante y qué lo superfluo. Una cosa así es lo que le ocurre al último mastodonte cinematográfico de Steven Spielberg, y eso que puede que sólo él pueda tomar las riendas de una producción tan colosal hoy día, pero hay varios problemas contrapuestos en WAR HORSE que la impiden desarrollarse de la manera que nos gustaría, incluso de la manera en que le gustaría a otro tipo de espectador. Es así, una película intimista, sencilla, con gran atención a un costumbrismo repleto de humor que nos lleva directamente al Innisfree de siempre, y que, una vez Spielberg ha demostrado que sabe dirigir actores a la vieja usanza, deja paso a la peripecia bigger than life de un caballo que es "reclutado" en la Primera Guerra Mundial. Lo demás es encaje de bolillos, empezando por hacer creíble que dicho caballo, una vez se separa de su joven dueño, habrá de pasar por los distintos bandos y efectuar un tortuoso periplo por una guerra que, claro está, evita ser más cruenta de lo que el anterior paladeo fordiano puede permitir. Así que nos encontramos en mitad de un viaje fastuoso que comienza en las tabernas y los campos arados de Devon y termina con un final que no por improbable hubiese sido menos esperado; y el problema es que, una vez más, no sabemos exactamente con qué segmento quedarnos. WAR HORSE es muy entretenida, incluso a pesar de su extenso metraje, sólo cabe preguntarse si el paso atrás dado por Spielberg corresponde a un canto del cisne que se atisba más cerca que lejos, o si se trata de un inesperado toque de atención a los grandes estudios, ensimismados con un 3D al que yo no veo mayor expresividad que un par de sombras mirándose bajo un cielo anaranjado. Por cierto, no entiendo por qué no se respetan los idiomas originales. Punto final de mi reflexión.
Saludos equinos.

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Hazte unos análisis de sangre. Tienes las defensas bajas. Esta película es esperpéntica. quién es el prota?, el caballo?, el niño?, el abuelo de heidi?, las trincheras?, la guerra?, Irlanda?, todos?.
Un paseo por el corazón, sí, pero de las tinieblas del buen gusto.

dvd dijo...

Lo que pasa es que es demasiado larga; podía haberse centrado en algo concreto y sería mejor. Las escenas en las trincheras, por ejemplo, son estupendas, pero luego sale lo del chaval ciego y te tienes que reír, claro... Spielberg está mayor, y esto ya no es su patio de recreo...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!