sábado, 17 de marzo de 2012

Pasadizos oscuros hacia ningún lugar en concreto



Escuetamente: esta película no aparece en este blog mañana sólo porque la de mañana ya es una pasada de mala, si no... EXTREMELY LOUD AND INCREDIBLY CLOSE es terriblemente idiota, aburrida e incomprensible. En una frase: ¿a quién diablos le importa una gilipollez como esta? ¿es que no nos vamos a enterar de que una gilipollez no deja de serlo por el mero hecho de que, como en este caso, se tome como excusa el 11-S? La cosa es como sigue: hay un padre y un hijo (no, parece un chiste de Gila, pero no lo es); el niño es julay, repipi e insoportable, y la madre, que es Sandra Bullock multioperada, lo sufre como a las hemorroides, en silencio; pero es que el padre es aún peor, primero porque es Tom Hanks acordándose de las memeces que hacía en BIG y bailando breakdance con tirantes... Imaginen... El padre la palma en las Torres Gemelas, así que ahora toca llorar y todo eso; luego el niño descubre (oh, casualidad!!) una llave, pero como es bobo no se le ocurre otra cosa que ir puerta por puerta preguntando si alguien tiene la cerradura. Para mear y no echar gota, vaya. Luego aparece Max Von Sydow de la nada, y como la película va sobre gente que se comporta como idiotas, al pobre hombre le toca hacer de persona que se niega a hablar y sólo se comunica escribiendo en una libreta (la nota mímica la ponen las palabras "sí" y "no" en cada palma); es uno de los papeles más insustanciales del monstruo sueco, con su trayectoria... pero claro, según los americanos éstre sí que merece el oscar. En fin... A la mitad de la película, lo único que ocurre es que el niño va con la pandereta, el mapa y el gorro de Tontxu pateándose Nueva York, que no debe ser cualquiera cosa, mientras Von Sydow termina de él hasta los cojones y lo manda a tomar por saco. Y lo que yo debería hacer es destriparles el final y santas pascuas, pero voy a ser bueno y me reprimiré, pero si quieren un consejo de amigo no la vean, no gasten el dinero en una tontería sin pies ni cabeza...
Saludos indignados.

4 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Ya de ver el trailer casi me da náuseas. Paso de ver estas pelis, por lo menos pagando por ello.

dvd dijo...

Si no saliera Tom Hanks, ni Sandra Bullock, ni Max Von Sydow, ni Viola Davis (vaya papelito el suyo, por cierto), no sería más que un melodramón de las tres de la tarde en Antena 3...

Mr. Lombreeze dijo...

Absolutamente de acuerdo. A mí me puedes contar el final, yo no soy tan masoca como tú y no la vi terminar.

No diga coñazo, diga Stephen Daldry.

dvd dijo...

Atención Spoiler!!... (aunque, francamente, da igual): Nada, no pasa nada. La llave es de otro tipo, el marido de "la mujer que llora", y no se sabe lo que abre; el asunto es que el padre del niño pretendía simplemente eso, que se "jartara" de buscar y buscar... Y para colmo, al final, el niño encuentra ¡oh casualidad! un mensaje de felicitación en el columpio de marras, que ya es la leche, vamos... Por cierto ¿he comentado ya que este señor utiliza la misma música para todas sus películas?... Terrible, terrible...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!