sábado, 3 de marzo de 2012

Fondo y forma



Que THE CELL es una de las películas más incomprensibles de todos los tiempos (ojo, "incomprensible", no extraña) es algo en lo que coincide mucha gente. Qué se puede pensar de un film sobre un asesino en serie que está en coma sin revelar dónde tiene a una muchacha apresada y una señora que se denomina "psicoterapeuta", y que encima es interpretada (por decir algo)... ¡por Jennifer Lopez!... Resulta que la psicoterapeuta está desarrollando una especie de técnica científica mediante la que puede "meterse" en la mente de otra persona. Bien, dejando de lado que todo esto es una chorrada para adolescentes, lo cierto es que THE CELL puede (y debe) leerse en varios planos, y es esta falta de conjunción lo que la priva de ser una buena película de ciencia ficción; así, la presentación del asesino, pese a los lugares comunes, está bien narrada y nos introduce a un tipo con graves problemas mentales, un papel que le viene como anillo al dedo a Vincent D'Onofrio; sin embargo, creerse después a J'Lo (o como se diga) requiere un esfuerzo de abstracción por parte del espectador que, sinceramente, no creo que merezca la pena. Y finalmente, THE CELL, casi involuntariamente, es un vehículo de modos excéntricos gracias a su director, Tarsem Singh; aquel año, cualquiera pudo ver a un creador visual de un talento indiscutible, algo así como aquel Ridley Scott pero aún más audaz. Llegado un punto, apenas importa lo que se está contando, sino cómo se está contando; la mente de un psicópata queda expuesta como un espacio físico en el que Singh da rienda suelta a un poderío visual que luego ha ido perfeccionando en siguientes títulos. Es decir, que lo incomprensible es la cantidad de sentimientos encontrados respecto al film, porque pocos recuerdo ahora mismo que me produzcan tanta atracción como rechazo. Si la han visto sabrán de qué les hablo, si no, es mejor que la vean y luego reflexionen sobre lo que han visto.
Saludos mentales.

3 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Es una buena descripción, desde luego no es satisfactoria pero por momentos es hipnótica y recuerdo una escena con una virgen de estampita que es para asesinarle directamente (a Tarsem). Este hombre es un caso, despues de la maravilla de The Fall se casca eso de Immortals que madre mía que despropósito...

dvd dijo...

No la he visto, pero me lo imagino. Tengo una sensación extraña con este hombre, y es que alguien debería contratarlo como escenógrafo, pero no como narrador, es como un libro de Pérez Reverte, mucho oropel, mucho puntillismo pero nada de alma...

Mr. Lombreeze dijo...

Es un contraste fortísimo el ver a un sicópata que se la menea colgado de unos ganchos sobre el cadáver descolorido con lejía de sus presas siendo perseguido por Jennifer López. De todas formas la imaginería de la mente enferma del sicópata me parece muy buena.
Me cuesta admitirlo, pero creo que es una película que... me gusta... (más que Immortals, seguro).

No coincido con Doc, The Fall era un bluff y en Immortals este director ha demostrado que es otro espejismo.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!