domingo, 1 de agosto de 2010

La denuncia desde el género



Pues sí, hemos vuelto. Hemos hecho un cierto lavado de cara (no de conciencia) y venimos con más ganas que nunca de cine. Y como soy consciente de que he visto mucha porquería últimamente, me he dicho dos palabras como un mantra intocable: "John Ford"... Así que he elegido un título que hubiese revisado recientemente, uno de esos trabajos que, considerados absurdamente como "menores", dan buena cuenta de la solidez del maestro incluso con el atrevimiento mostrado en algunos aspectos fundamentales de este SERGEANT RUTLEDGE; film insólito por su carácter de denuncia racista y por el curioso ejercicio que Ford empleó, a base de intermitentes flashbacks, para contar la historia de una flagrante injusticia. 
El apolíneo Woody Strode encarna impecablemente a un sargento de intachable historial que se ve envuelto en un turbio suceso de equívocos e injustificaciones y acaba siendo acusado de violar y asesinar a una muchacha blanca en mitad de un asedio indio del que sólo él logra salir con vida; le defenderá, desafiando los intensos prejuicios raciales, más evidentes que nunca en el cine de Ford, el habitual Jeffrey Hunter, que intentará reconstruir un extraño puzzle con el agravante de que la rectitud militar de Rutledge le impedirá incluso mostrar detalles en su defensa, por no agraviar a compañeros para salvarse él. SERGEANT RUTLEDGE se convierte así en una vibrante mezcla de western, drama judicial, film de denuncia y hasta un cierto suspense por el incierto destino de su protagonista; uno de esos films que muestran a las claras quién está tras la cámara y domina su oficio de manera incontestable. Un film que se disfruta por su honestidad y que es igualmente recomendable para neófitos y aventajados.
Saludos de color.


3 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Los diálogos entre el tribunal son absolutamente hilarantes, una nota divertida para aliviar la tensión dramática.

LAPOR dijo...

ME QUEDO CON LA COPLA. BUENA PINTA..
CADA VEZ ME GUSTAN MÁS LOS WESTERNS, Y CADA VEZ ME PARECE QUE LOS HAY DE MÁS ESTILOS A PESAR DE TENER 30, 40, 50 AÑOS.. BIEN POR TELEMADRID QUE LOS PONE SIN CESAR Y HACE DE LAS SOBREMESAS ENTRE SEMANA ALGO DE MÁS CALIDAD Y MEJOR GUSTO QUE LOS TRISTES Y MEDIOCRES PROGRAMAS DE COTILEO. CHAO!

dvd dijo...

Ford siempre es Ford; y no hay película suya que no contenga su dosis de humor... El Western es, simplemente, el género por excelencia...
Gracias por comentar, porque he tenido muchos problemas con el blog a lo largo de las vacaciones...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!