miércoles, 11 de julio de 2012

Atrapados con el gato



El poema de William Blake nos habla del tigre mítico, de la bestia simétrica y resplandeciente que reina en una naturaleza virgen y nunca hollada... Es obvio que las correspondencias entre este grandísimo poema y la película de hoy apenas quedan por la parte del título; es tontería buscar más allá. BURNING BRIGHT está repleta de magníficas intenciones, de un esfuerzo por dotar de coherencia y verosimilitud una historia ya no estrambótica, sino directamente borderline. Se nos cuenta un complicado tejemaneje que empieza con un hombre comprando un tigre ilegalmente en mitad de un desierto, lo que ya resulta, cuanto menos, insólito. Hay un breve diálogo entre comprador y vendedor "a lo Tarantino" que nos pone en órbita para el cogollo, que es la construcción de una reserva de animales salvajes por parte del comprador, que mantiene al tigre en una jaula especial. Luego resulta que éste tiene un complicado asunto familiar, porque en la casa donde se van empezar las obras se encuentran sus hijastros, una chica de 20 años y un chaval autista, que han quedado deamparados tras conocer que su padrastro ha gastado todo su dinero en su proyecto, dinero que les pertenecía tras la muerte de la madre. Sí, un poco enrevesado, y además no importa demasiado, porque lo importante viene luego, cuando sobrevenga un cruento huracán y los dos jóvenes queden atrapados en la casa, que ha sido herméticamente cerrada "por motivos de seguridad". Evidentemente, "alguien" da vía libre al sanguinario tigre dentro de la casa, esperando que a la mañana siguiente todo haya quedado en un simple accidente. Supongo que imaginan lo que sigue, que no es más que un juego de supervivencia más o menos creíble, con sus licencias y sus pasotes digitales; es decir, un quiero y no puedo, con buenas intenciones pero resultados muy básicos. A Carlos Brooks le conocíamos de su anterior trabajo, QUID PRO QUO, y es posible que algún día destape el tarro de las esencias y logre filmar una historia como dios manda, porque intenciones las tiene todas, pero da la impresión de estar aún tremendamente verde. Entretenida (a ratos) y muy poquito más.
Saludos a rayas.

5 comentarios:

miquel zueras dijo...

Sí, un argumento bastante delirante que recuerda a "Cobra" con Oliver Reed en el papel de un especialista en serpientes al que se le escapa una cobra en casa en plena fiesta de cumpleaños. Parece entretenida, seguro que la veré. Saludos. Borgo.

dvd dijo...

Es entretenidilla, hasta que ya te importa un pito el tigre y el autista y todo lo demás...

Mr. Lombreeze dijo...

Me cagon la hostia!!!, jajajaja, la propuesta es delirante!!!, jajajaja. ¿Y no era más fácil que el tigre se escape del zoo y la cerradura de la puerta se rompiera? jjajaja. Tremendo. Ésta me la veo, coñe si me la veo... Y con mi mujer, pa que se me agarre bien fuerte con los sustos del gatico. Si he visto L´Apollonide, ya puedo con todo lo que me echen.

dvd dijo...

Y la chavala está de buen ver y todo...

Mr. Lombreeze dijo...

La.chavala está muy buena. La vi anoche y me lo pasé teta. A un guión como este no se le puede sacar más partido. Hecha con buen oficio.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!