sábado, 27 de noviembre de 2010

Inmigración consensuada, consentida y desintoxicada



Resulta doloroso ver cómo se despliegan año a año las constantes, las estrategias más bien, del cine español; su falta de carisma, su cúmulo de despropósitos, la imbecilidad de productores y críticos, incapaces de distinguir entre "calidad comercial" y "calidad autoral". En fin, un espectáculo deprimente del que intento huir en cuanto puedo, aunque tampoco es difícil si tenemos en cuenta la terrible distribución existente en este país, que esa es otra... Después de mi puntual desahogo, he de decir que, contra todo pronóstico, LOPE, del brasileño Andrucha Waddington, es una magnífica cinta de aventuras que no elude su gran baza, la puesta en imágenes del imaginario de uno de los puntales de las letras españolas, cogiendo todo lo bueno de lo que, por ejemplo, los ingleses llevan haciendo nosecuánto tiempo con Shakespeare y usándolo en beneficio de unos diálogos bien hilvanados y unas interpretaciones correctas, con oficio y dedicación ¿Qué esperaban, un ejercicio "rivettiano" de contención y sesudez? No se me ocurre un director de aquí para ello... Serra, quizá... No, borren a Serra, lo siento... En serio, me parece estupendo que LOPE haya recaudado, porque de eso se trata, de inyectar a la gente el amor por las salas (aunque no soy optimista a este respecto); lo que Waddington logra, dando una lección a directores patrios que fallaron estrepitosamente antes que él (y no doy nombres, porque ustedes ya saben de qué hablo), es ser fiel a la contemporaneidad del Siglo de Oro en base a unos personajes y situaciones que no se hacen viejos ante nosotros, sino que dan buena cuenta de la actividad vital de aquel tiempo en el que la palabra "artista" no tenía, ni muchísimo menos, el mismo significado (prostituido significado) que hoy día. Habrá que seguirle la pista al director brasileño, que ya traía un interesante bagaje de su país; de Alberto Ammann ya lo dije respecto a CELDA 211: es lo más parecido que tenemos aquí a una estrella de Hollywood y además actúa bien. Es decir: ¿hay esperanza?... No sé, sigamos esperando.
Saludos dorados.

3 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

A mí me tira para atrás el de unpasopalante con la barba postiza, pero te voy a hacer caso y me la apunto.
Como sea tan mala como Alatriste te mato.

miquel zueras dijo...

Yo también tuve una agradable sorpresa con "Lope", desde luego me gustó mucho más que Alatriste cuya acción avanzaba a trompicones. Un ejemplo de guión mal hilvanado. Borgo.

dvd dijo...

Vaya, y eso que he intentado no mentar a la bicha... Jejejeje... A ver, tranquilidad; no es una maravilla, pero entretiene y al menos no sonroja. Mr. Lombreeze, correré el riesgo...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!