domingo, 1 de diciembre de 2019

Rincón del freak #382: ¡Patoaventuras!



¿Tienen ustedes la edad suficiente para acordarse de HOWARD THE DUCK? Lo digo porque ahora es muy modernito ponerse de los ochenta, pero entonces había cosas como ésta en cartelera. Aunque la cosa acabó como acabó, claro, con George Lucas echando chispas con una taquilla que quedaba muy por debajo de los treintaytantos kilos que costó esta locura acerca de un pato que se ve súbitamente transportado desde... ¿Patolandia?... hasta la Tierra. El problema no es ése, el problema es que el pato Howard provenía del cómic, y fue uno de los primeros exponentes de que Marvel también podía atreverse a hacer tebeos en una línea más satírica e irónica, lejos de la pompa superheroica. Así, Spielberg recomendó al binomio Huyck/Gloria Katz a Lucas, ya que venían de guionizar el segundo capítulo de las aventuras de Indy. Pero desgraciadamente Howard no tiene nada que ver con la épica aventurera, sino más bien con el espíritu transgresor de Guardianes de la Galaxia (en cuya segunda parte aparece, por ejemplo). El resultado es una bobada de aquéllas, con cardados, diálogos insustanciales y unos FX que aún nos preguntamos cómo costaron tanto. Por otra parte, al pobre Howard al menos le dan unos minutos, los iniciales, en los que lo vemos llegar con unas copas de más a su apartamento y encenderse un puro, acompañado por la música de John Barry... ¡Sale hasta una patita en bolas!... En fin, un desastre, entrañable pero desastre. De hecho fue nominada a peor película de los años ochenta, honor que ostenta (y no sé muy bien por qué) MOMMIE DEAREST, el biopic sobre Joan Crawford... ¿?...
Ah, y si le preguntan a Tim Robbins, él nunca estuvo allí...
Saludos.

No hay comentarios:

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!