sábado, 23 de abril de 2016

En la casa de los valientes



Denis Villeneuve se muestra en SICARIO más seductor, menos suicida; más seguro del producto que ofrece, por lo tanto menos interesante y sorpresivo. SICARIO es una película sólida, bien construida, pero que quizá hubiera agradecido más un formato de miniserie en la que poder desarrollar más la multitud de ramificaciones con las que el guionista Taylor Sheridan nos pone a prueba, como si nos interrogara acerca de cómo realmente creemos conocer los métodos del realizador canadiense. Así las cosas, son dos horas de tramas y subtramas bastante tramposillas, en las que vamos viendo el desarrollo, pero intuimos otra cosa. La historia habría quedado mejor como el oscuro viaje iniciático que es, pero el personaje de Emily Blunt es poco agraciado y apenas puede sostener una trama que obtiene oxígeno de un superlativo Benicio del Toro, que no necesitaba tantos acompañantes. los secundarios ya no son lo que eran en Hollywood, y a veces un extraordinario director de actores, como es el caso de Villeneuve, se ve desbordado por tener que repartir "minutos de calidad" entre un elenco de caras famosas; así, el personaje de Josh Brolin es un extraño McGuffin que aparece y desaparece sin aportar nada, excepto el carisma del actor; otro tanto ocurre con un inconsecuente Daniel Kaluuya, que rechina hasta lo patético. De irregulares resultados, se trata de un batiburrillo complicado de conciliar, una lucha más que sucia contra el imperio de la droga en la misma guarida del lobo y que, eso sí, tiene dos momentos en los que Villeneuve, del que no podía esperar menos, se luce de lo lindo. El arranque, extraño y terrorífico, y que sitúa con acierto en qué terrenos se va a mover después el film; pero sobre todo el desenlace, que no voy a desvelar por motivos obvios y que es un alarde de concisión en el diálogo y ese elemento sorpresa del que hablábamos antes.
No es su mejor película, pero sigue siendo una película estupenda para lo que se puede ver por ahí.
Saludos.

3 comentarios:

Jimmy FDZ dijo...

A mí me gustó sobre todo su pesimismo, y eso de que todo es tierra de lobos me pareció magistral. Una lástima el ninguneo a del Toro. Y sí, lo del policía mexicano siempre me sobró, su inclusión es narración típicamente televisiva (y no de la buena).
Saludos.

Mister Lombreeze dijo...

Me gustó más que a ti. Pero desde luego, solamente por el arranque y por el final ya merece la pena. Grande Villeneuve, muy grande.

dvd dijo...

A mí me gustó, y tengo una gran fe en el cine de Villeneuve. Lo único es que sé que puede y debe dar un paso adelante, como creo que sí hizo en ENEMY.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!