martes, 12 de abril de 2016

Chantal Akerman, enemiga íntima #14



SUD, de 1999, es uno de los documentales más extraordinariamente inclasificables que nadie haya filmado jamás. Suena categórico, pero es cierto. Chantal Akerman planeaba filmar algo que le resultara relevante acerca del Sur de Estados Unidos, concretamente Texas, donde se alojó en un tranquilo pueblo, Jasper, y de donde extrajo algunos fotogramas que muchos se han apresurado en identificar con James Benning, opinión que personalmente, y aun amando profundamente el cine de Benning, bo comparto. Sin embargo, todo cambia de manera atrozmente imprevista. La cineasta belga se entera del brutal asesinato de un hombre negro (la descripción del crimen podría herir sensibilidades), así que decide cambiar radicalmente sus bucólicos encuadres fijos y centrarse en filmar el entorno del asesinado, su casa, su familia..., y encontrar algún significado oculto que le permita entender la barbarie y lo que es más esclarecedor, imbricar el suceso en un paisaje que de repente se torna amenazante y sombrío, y que década y media antes oficia de impensable umbral a "góticos americanos" ahora archifamosos, como TRUE DETECTIVE.
Si los cineastas verdaderamente grandes son los que alguna vez hallaron "la imagen no filmada", habría que otorgar un específico acceso a quienes encontraron imágenes presentes en un pretérito incógnito.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!