viernes, 1 de abril de 2016

El sobrinillo



Vamos con un blockbuster.
A Guy Ritchie le ha dado la manía de poner al día algunos mitos clásicos, ya le tocó a Sherlock Holmes y ahora es aquella mítica serie, ignota para mí, que fue "El hombre de C.I.P.O.L."... que siempre me ha sonado a palabrota fea, no sé por qué... El caso es que THE MAN FROM U.N.C.L.E., que era su nombre original, narraba las trepidantes aventuras de un agente de la CIA, Napoleón Solo, y otro de la KGB, Illya Kuryakin, que son reclutados para trabajar juntos pese a sus insalvables diferencias "estilísticas". Tras este agotador baile de siglas, Ritchie cuenta con el nuevo "Hombre de Acero", Henry Cavill, y el "solitario" Armie Hammer, o lo que es lo mismo: dos roperos empotrados que desearían tener carisma y sentido del humor, pero han de conformarse con la percha. La pareja queda complementada por la exótica Alicia Vikander, actriz danesa en franca progresión, y la longilínea australiana Elizabeth Debicki, que da vida a Victoria Vinciguerra, la pérfida y maquiavélica señora detrás de la conspiración que amenaza con reactivar el desequilibrio entre soviéticos y americanos a base de jarabe nuclear.
La película está bien, entretenida, y tiene unas bonitas localizaciones; el "cara a cara" inicial entre los dos agentes es ingenioso y está bien rodado, pero luego todo es mucho más convencional y previsible. Es decir, que alguien asume su originalidad en base a un pastiche, tan sólo porque recrea exquisitamente o deja de lado la tentación digital, algo de lo que no estoy totalmente seguro, pero que parece que el director británico se está tomando muy en serio. En definitiva, entretenimiento de calidad y una buena oportunidad para retomar una serie de la que nuestros padres nos hablaron un día con entusiasmo... Como un tío le hablaría a su sobrinillo, claro...
Saludos.

2 comentarios:

Mister Lombreeze dijo...

Divertida, con dos tíos muy guapos y sin CGIs (como dices, al menos que canten).
No le puedo pedir más a una película de este estilo.
Ah sí, la selección de canciones, que es buenísima.
El adverbio "exquisitamente" viene de "exquisito", que no es poco.

dvd dijo...

Para mí es exquisita, por las localizaciones, los detalles, el vestuario... Por desgracia, creo que ninguno de los actores es tan elegante como todo lo que le rodea. Pero Guy Ritchie tampoco es un gran director de actores, vaya... Es un entretenimiento de lujo, y cumple su cometido.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!