viernes, 12 de julio de 2013

Una representación más



Reconozco que mucho me demoré en ver SPLICE, teniendo en cuenta lo mucho que respeto al señor Vincenzo Natali como esforzadísimo creador de nuevas formas de entender el cine fantástico y por el caluroso recibimiento que esta cinta logró en el momento de su estreno, hace ya cuatro largos años. Pero mi sentido cinéfilo me advirtió durante este tiempo de que, sin saber muy bien por qué, SPLICE me iba a decepcionar. La vi como hace seis meses, y puede que por mi desconfianza finalmente no me pareciese tan mala, pero en absoluto es un logro. No lo es porque Natali se regodea hasta lo insoportable (en un extraño metajuego) en la criatura que ha creado, y no sólo me refiero al monstruito que protagoniza esta fábula acerca de los límites de la ética en las investigaciones científicas, en realidad hablo de lo mal que termina gestionando una idea de partida lo suficientemente arriesgada como para subsistir en el imaginario de todo buen aficionado. No importa tanto el asunto de la creación de un ente viviente completamente novedoso por parte de dos científicos (una vez más) que no se cree nadie. A Sarah Polley le puedo conceder su buen sentido del oficio, pero no entiendo qué pinta Adrien Brody haciendo de "investigador genético antisistema"... No, no me lo creo.
Por lo demás, los efectos están bien, tan bien que al final uno se acostumbra tanto a lo que está viendo que se olvida de asombrarse, y eso no está bien, claro. La muchacha que da vida al bicho tiene su morbo, y no tanto en lo buena que está, sino en su trabajo de seducción primaria a diestro y siniestro; pero digo yo que aunque hubiese tenido forma totalmente humana eso no se habría notado, porque lo de la morfología no es tan perturbador como el comportamiento en sí, y si Natali hubiese conseguido una mezcla más verosímil de extrañeza y realismo creo que SPLICE podría haber sido un título mítico instantáneamente, y no una curiosidad para un Sábado por la tarde.
Saludos del Hacedor.


4 comentarios:

José Manuel Campillo dijo...

A mí tampoco me gustó. Es previsible en su imprevisibilidad.
Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Tan engendro como el bicho. Me dio vergüenza ajena.

dvd dijo...

La podía haber hecho mejor, de eso estoy seguro...

@ngel dijo...

Muy floja, esperaba más de natali pero creo que después de Cube no ha vuelto a hacer buen cine de género, saludos!

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!