viernes, 26 de julio de 2013

Los pijos de antes y sus movidas



Por si ustedes no lo sabían, Whit Stillman se basó en una película de 1937 que, sin tener en realidad mucho que ver, sí es cierto que contiene el sustento ideológico mediante el que estructurar un mundo aparte, el de los señores y señoras sin agobios económicos y suspiros ante jarrones floreados... A DAMSEL IN DISTRESS es un film de los de entonces, una comedia romántica muy bien dirigida por George Stevens, que era un tipo al que le podían echar lo que fuese, y con un reparto que no sólo invitaba al solaz descansado, sino que además constituía el perfecto equilibrio entre diálogos chisporroteantes y algunos (no demasiados) números musicales con la siempre excelsa coreografía de Hermes Pan. Por allí estaba un pletórico Fred Astaire encarnando a un bailarín rompecorazones y soltero empedernido que por casualidad conoce a una joven aristócrata inglesa (Joan Fontaine, tan seria como de costumbre y sin mucha soltura en el asunto de la danza) en una gira por tierras británicas, lo que dará lugar a un idilio imposible, aprobado por su padre pero mal visto por su madre, que no permitirá que su díscola hija se case con un simple plebeyo. Muchos malentendidos y situaciones descacharrantes avaladas por el choque cultural entre el rígido costumbrismo de la aristocracia y la naturalidad (ojo, que estoy diciendo que Astaire luce como un tipo de lo más natural...) de unos yanquis recién llegados a la "corte". En el lado puramente cómico, como era frecuente en este tipo de producciones, completaban los carismáticos George Burns y Gracie Allen, que fueron pareja en la vida real y que junto a Astaire rubrican la historia con un vistoso número musical en un parque de atracciones. Una película sólo para incondicionales del musical almibarado y que no les pondrá precisamente de buen humor si tienen dificultades para llegar a fin de mes.
Saludos, o sea...

5 comentarios:

RUTH ROBLES MAYORAL dijo...

Discrepo. A los que no llegamos a fin de mes, no nos viene mal una alegría de vez en cuando; reírnos un rato y dejar de pensar en nuestra realidad, soñar un rato...personalmente me gustan estas pelis pastosas y sin mucho argumento.

dvd dijo...

Hombre, cuñada... qué alegría.
No, si tienes toda la razón; yo lo decía porque esta peli va de gente cuyo único problema consiste en deshojar la margarita eternamente mientras los criados, que lo hacen todo, sonríen y se dicen frases como: "Oh, señor. Espero que la ama encuentre a un apuesto galán para casarse y ser feliz"... Claro, esto a según qué economías le puede dar urticaria...
SALUDAZOS a toda la family...

RUTH ROBLES MAYORAL dijo...

La verdad no se quien me da mas pena...

dvd dijo...

A mí me daba penica el pobre Hermes Pan, que se quería ligar al señor Astaire y..., claro, no podía ser...

Mr. Lombreeze dijo...

Cualquier película de George Stevens es una lección de cine.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!