domingo, 1 de enero de 2012

Rincón del freak #49: Diarrea cerebral en un campo de batalla



Efectivamente; ustedes lo saben y yo lo sé. Hay películas malas, regulares, de buena técnica pero mal planteamiento, o al revés... Y luego hay películas sonrojantes, películas que atentan directamente al buen gusto o al buen entender un desarrollo medianamente coherente, no digamos ya mínimamente creativo. Es el caso de un film terrible, rastrero a más no poder, y que, paradójicamente, fue uno de los títulos que en 2005, año de su estreno, aspiraba a conquistar cierta cumbre mediática, los oscars, para entendernos. JOYEUX NOËL se sustenta en aquellas cándidas y estupendas comedias de la Ealing, donde la bondad humana no tenía límites y era capaz de solventar cualquier problema por complejo que pudiese ser. Sin embargo, retar a lo descabellado es otra cosa; en este caso imaginar una hipotética (muy hipotética) trinchera en el Frente Francés de 1914, donde mantienen un sitio compartido soldados franceses, escoceses y alemanes; y no les voy a hablar de las buenas intenciones, sino de sus ridículos resultados. Los escoceses son campechanos, borrachines, creyentes y además tocan la gaita cuando se ven amenazados; los franceses son verborreicos, descreídos y patriotas; los alemanes, disciplinados, caballerosos y muy profesionales. Tópicos por doquier, lo que allana considerablemente el terreno para lo que ha de llegar. Sí, ustedes saben que todos los bandos se confraternizan, entonan canciones navideñas y hasta toman champán y se intercambian fotos de familia y se emplazan para cuando la guerra termine. Lo de los cantantes de ópera cantando "Noche de Paz, Noche de Amor" es digno de "La hora de José Mota" por lo menos... No, lo verdaderamente tremebundo es la impudicia con la que todo esto ocurre. No hay ningún detonante lo suficientemente creíble, sea éste (ojo!) realista o fantástico, como para que nos creamos absolutamente nada de lo que está pasando en la pantalla. Así, todo se reduce a un pasteleo sin pies ni cabeza que culmina nada menos que con un partido de fútbol en el que, eso sí, me parece que ganaron los alemanes... La cosa es simple: véanla sólo si no tienen absolutamente nada que hacer. Malísima...
Saludos empachados...

8 comentarios:

Marco L. Méndez dijo...

Apesar de que el indéfilo crea que a Tregua de Navidad fue invento y ficción del guionista de la película, esta en realidad se dió y es un hecho histórico comprobable.

Cuando la guerra empezó en julio del 14 se pregonaba en ambos bandos que iba ser rápida y que para navidad todos iban a estar en casa, pero evidentemente no fue así. Apesar de vivir en el trópico me hago un poco la idea de estar un gélido diciembre en las trincheras esquivando balas y bombas. Lejos de amigos y familiares en una fecha así cuando uno se pregunta si en realidad los del otro lado son mis enemigos o si es hipocrecia de los altos mandos que solo buscaban ganar medallas sin jamás arrimarse al frente. Batallas como la del Somme tuvo más un millón de bajas por ambos lados, solo por unos míseros kilometros y quedar en tablas.

No está de más colega que te informaras un poco y no dejarte llevar tanto de tu habitual y divertida imparcialidad, para así en cambio no quedar como un idiota.

Que tengas buen año.

http://es.wikipedia.org/wiki/Tregua_de_Navidad

dvd dijo...

Si quedar como un idiota es tener un criterio propio acerca de la calidad cinematográfica de una película, entonces he sido un idiota toda mi vida. Sin embargo me pregunto una cosa ¿Hay algún dato histórico acerca de Star Wars en la maravillosa Wikipedia? No, porque es ficción; pero muy entretenida y muy bien hecha, aunque sea todo mentira, claro... De hecho ¿no es el cine un simple sustrato repleto de mentiras para hacernos creer otra cosa? Creo que confundes los términos: una película no es buena porque esté basada en hechos reales; es buena si te ha gustado, y ésta en concreto me parece una bazofia autocomplaciente y edulcoradísima. Y me parece muy bien que a ti te guste, pero llamar idiota a la gente gratuitamente no te hace necesariamente más inteligente, lo ponga o no en la Wikipedia...

Marco L. Méndez dijo...

Reconozco que "idiota" no fue lo adecuado. Con una película soy más de lado del realizador y el contexto del que trata que de los tubitos de ensayo de la crítica cinematográfica.

Independientemente de las estrellitas o el 0 a 10, si un entendido o cinéfilo (a sueldo o por ocio) se refiera de una forma tan descarnadamente despectiva a una película que trata sobre el acontecimiento más noble de la Primera Guerra Mundial; no es de esperar que alguien con noción del asunto pueda opinar con la cabeza fría.

Pero bueno, al crítico de arte en sí no le interesan esas cosas. Solo los cánones y las estructuras que hay que seguir, sin dar campo a un poco de irracionalidad. Dentro de su burbuja está más la pretención de verse por encima de la película y de la gente que la elabora. Pero a historia y el tiempo recuerdan más de los artistas (incluso los malos), que de los críticos.

Ya lo decía un escritor de mi país sobre los artistas: No nacen, se hacen. Lo hacen los críticos. Quizá es el único crédito que tengan.

dvd dijo...

Pero entonces ¿se puede criticar la película o es intocable?...

Marco L. Méndez dijo...

Se puede ser honesto como yo lo he visto en otras entradas (aún con argumentos que no comparta), pero no ser desalmadamente destructivo con ésta última.

dvd dijo...

Idiota y desalmado... Jamás pensé que me iba a salir tan caro escribir un blog...

David dijo...

Ay, tocayo... Yo leí esto y no tenía ganas de llevarte la contraria.
Pero, ¿tú no te leiste esta entrada?
Y digo lo que allí. No me parece tan mala (también porque yo sabía de estas "treguas" en la I Guerra (que no soy ni un desalmado ni un idiota (ja,ja; es brooma, es broooma; sí, lo soy)...pero como le dije en su día a Mr.Lombreeze...
a ti te hubiera gustado más la versión corta
Ah! Y ni se te ocurra meterte con Paul o el vídeo, que si no vas a terminar por añorar al comentarista anterior.
Un abrazo y feliz año!

dvd dijo...

Bueno, es que el video de McCartney es una pasada, sobre todo porque dura tres minutos... No, es broma; es que lo recuerdo de cuando era chiquitín, de aquel Disco Visto que no veía nadie... Insisto: la película la podían haber hecho mejor, no pasa nada. Yo es que, como se puede comprobar, estoy totalmente en contra de la Navidad. Le diré más: no pude leer la entrada de Lombreeze porque el 24 de 2010 estuve trabajando todo el día, hasta pasada la medianoche... Son mis navidades ¿qué le vamos a hacer? Que tenga usted un buen año, lo vamos a necesitar todos, porque las previsiones del que se cayó del guindo no son halagüeñas...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!