miércoles, 19 de octubre de 2011

El clásico menos clásico



Vamos con otra obra maestra, no crean que nos va tanto el masoquismo como a James Fox en la desconcertante e imprevisible trama de THE SERVANT, en mi opinión una de las cimas de Joseph Losey. A estas alturas pocos serán los que no hayan visto este perverso relato de autodestrucción, sadismo y debilidades varias, así que les pongo brevemente en sintonía. Un díscolo pijales de la high society británica busca un mayordomo para su nueva residencia, allí se presenta el enigmático Hugo Barrett, que con su apariencia humilde, servicial y extremadamente refinada se hace inmediatamente con el puesto. Lo difícil en este caso no es desgarbar la trama y mostrar el lado oscuro (oscurísimo en este caso) de Hugo, sino que apenas se note el punto de inflexión en el que la inversión de papeles es total. Mientras el señor Tony se abandona a sus debilidades (que son muchas), Hugo lo mantiene todo bajo control, barre debajo de las alfombras y se convierte en el gran aliado de su señor ante la estupefacta mirada de Susan, su prometida, que asiste a la increíble sumisión del alma en pena en que se ha convertido Tony. Y para los que pudiesen añadir a todo esto: "¡Magnífico! ¡Abajo las servidumbres!", también es otro punto a favor del excelente guion de Harold Pinter, puesto que consigue su propósito de mostrar al sirviente como un ser despreciable y al señor como un simple pelele bajo su potente capacidad de dominación. THE SERVANT contiene algunos momentos absolutamente memorables, en los que la atmósfera opresiva y malsana se manifiesta incluso en los intervalos iniciales, cuando aún no sabemos a ciencia cierta qué nos va a deparar esta impresionante obra magna, donde sobresalen los dos actores principales; James Fox, al que he alabado desde estas páginas incansablemente, y, sobre todo, Dirk Bogarde, del que no digo que sea éste el papel de su vida sólo porque tiene algunas interpretaciones más a la misma altura. Para mí, se trata del mejor trabajo del oscilante Joseph Losey, antes de diluirse en sus declaraciones de amor indo/shakespearianas; un impresionante e impresionista retrato de la decadencia humana en el que casi nunca nos termina de quedar claro quién es más cabronazo.
Saludos serviles.

4 comentarios:

David dijo...

La vi hace como dos semanas (por aquí andamos con un ciclo de Losey).
Sí. Las interpretaciones muy bien, la peli muy bien y todo eso...pero...
¿no me digas que no hay todo un rollo homosexual entre amo y criado que no podía hacerse explícito en la época y se está sugiriendo todo el tiempo?
Sí. Ponen el rollo de la "hermana" de Dirk para que pensemos que no es eso... pero.. .joder! La segunda vez que la vi... Aparte de las fotos de tipos musculosos (en la habitación de la hermana, lo sé)... hay un momento en el que James Fox está hablando por teléfono con la novia y al fondo, a través del espejo se ven unos dibujos de tíos desnudos.. De verdad, que para mí esta es una de las primeras pelis gays de la época. Que luego la vendieran como rollo de lucha de clases y blablabla (valeee...también)...pero el tema es que James Fox no puede contar su...¿cómo era? "Guilty secret" (la escena de la ducha cuando juegan al escondite me parece ya más que clara).
Así que, a James le pone Dirk (que por lo visto era homosexual)...
Un saludo.

dvd dijo...

Hombre, si lo digo yo me cascan por todos lados, que la gente está mu susceptible... Yo creo que es evidente la tensión sexual entre ambos, lo que pasa es que es mucho más poderoso el deseo de aniquilación social de Hugo; una especie de venganza indescifrable. No sé, pese a verlo claro no me motiva demasiado; es más turbio el rollo sadomaso, la verdad...
De Losey hay que escoger con cuidado, porque tiene unos pestiñazos de ídem y un ciclo puede terminar siendo poco menos que estomagante...

RFP dijo...

Otra maravilla que hace demasiado tiempo que no veo.
Con lo que yo era...

elprimerhombre dijo...

Pues a mí me decepcionó, en parte porque el final me resultó largo y muy pretencioso. Y el guión tiene cosas muy buenas, como la relación de ambos y la construcción del personaje de Dirk Bogarde, pero también hay cosas que no me gustan (que mejor no las digo para no desvelar nada). Eso sí, la dirección de Losey es muy interesante.

¡Un saludo!

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!