miércoles, 30 de marzo de 2011

Puro ejercicio de estilo



No te la ves venir; todo indica que será una película palomitera más, pero, más de un cuarto de siglo después, STREETS OF FIRE sigue siendo un referente de ese cine que, readaptando las clásicas historias de amor a un entorno "moderno" (que aquí deviene extrañamente intemporal), se sirve de sus siempre efectivos mecanismos narrativos para, sin contar nada nuevo, crear esos iconos generacionales que tanto juego dan cada cierto tiempo. Walter Hill tiene cosas mejores, eso es seguro, pero esta trepidante mezcla de Romeo & Julieta, Buicks resplandecientes, Purple Rain y tupés desafiantes, tiene un encanto propio que luego se ha imitado cientos de veces en infectos subproductos de consumo rápido. Salía Michael Paré, del que ya poco se supo fuera de los circuitos del DVD más penumbroso, y la chica era una espectacular y jovencísima Diane Lane, que encarnaba a una estrella del Rock asediada por unos moteros infernales, que tenían a un también pipiolo Willem dafoe como su sádico líder. Y también estaba aquel Rick Moranis que fue el Jim Carrey de los ochenta y que ahora se dedica al bluegrass... Hay mucha acción, mucha inmediatez, los malos son muy malos y el bueno siempre tiene la nariz rota; Hill sabe imprimir un ritmo constante y una cadencia de western clásico, lo que no permite ni un segundo de aburrimiento en un film que se ha convertido por derecho propio en una cult movie mucho más apreciada hoy día que en el momento de su estreno, cuando sólo parecía aspirar al beneplácito de un público primordialmente juvenil.
Saludos ardorosos.

4 comentarios:

David dijo...

Venga, dvd! Esta peli es una chorrada. Es más infantil que juvenil... yo diría que más infantil que las de Disney.
Eso sí, reconozco que algo entretenida a pesar del doblaje tan espantoso (qué voz la de Dafoe... y la vi hace ya veinte años lo menos (o igual es más triste.. y hace algunos más)).
Siempre me ha gustado Diane Lane, pero aquí te quedabas con la tomboy que se iba al final con Paré.
Espera que busque:
Amy Madigan que hacía de McCoy.
Pero vamos, una tontería de peli.
Hill las tiene mejores, sí.
Un saludito.

Kinski dijo...

A mi esta peli me mola, ya me gustaría que las pelis "romanticas" de hoy en día fueran como estas.
Necesitamos un nuevo Walter Hill.
A ver si sale una edición en dvd o blu ray que respete su formato original.

marguis dijo...

Ya se sabe que las pelis que ves en tu infancia y adolescencia te marcan... y ami esta me marcó, musical, romántica... desde entones el genero me interesa, y mucho.
Reconozco que vista ahora la pelícual no es tan buena como en mi imaginación, eso si, Diane Lane salía guapísima, y Michael Paré nunca estuvo tan buenorro...

ricard dijo...

Un título de culto de los ochenta, sin duda. Sin embargo, la volví a ver hace poco y me pareció que no había envejecido muy bien, o simplemente la tenía demasiado idealizada.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!