jueves, 19 de mayo de 2016

Ya están aquí... #2



Sí, hoy el chiste sería muy fácil de hacer, pero entiéndanme, que ayer fue un día futbolero intensísimo, porque mi equipo hizo historia en un partido simplemente memorable. Así que "ya está aquí... la quinta".
Y bueno, hablemos de POLTERGEIST II: THE OTHER SIDE, rodada cuatro años después de la original y que aún mantenía algunos elementos de cierto interés, sin ocultar su vocación de hacer caja en ningún momento y que hubiese supuesto un digno cierre a esta idea original de Steven Spielberg, ya desentendido de la misma, aunque Michael Grais firmaba también en esta. El asunto del cementerio bajo la urbanización vuelve a cobrar vida, ya que se introduce la idea de una secta fanática que cometió un suicidio masivo y cuyos espíritus claman por que la pequeña Carol Anne los guíe hacia la dichosa luz. Lo peor son los efectos especiales, una vez ya nos conocemos el truco de las luces y algunas caretas de goma bastante prescindibles, además de algunos face to face simplemente coñásticos entre la inefable Zelda Rubinstein, deconstruyéndose a sí misma, y aquel recordado actor llamado Will Sampson. Sin embargo, aún hay un par de cosas destacables, como la breve pero indeleble aparición de Julian Beck, excepcional actor de teatro neoyorquino y fundador del mítico "Living Theatre", que redimensiona una película normalita y encarna a uno de los personajes más aterradores que yo recuerde en una interpretación tan breve, algo que además supuso fuerza mayor, ya que el actor murió durante el rodaje por culpa de un cáncer.
Ustedes saben que no me interesan las anécdotas escabrosas, porque aquí hablamos de cine, o lo intentamos. Para consultar el supuesto malditismo de esta saga tienen la Wikipedia y a Íker Jiménez...
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!