sábado, 7 de mayo de 2016

La vida es injusta



De no ser tan incontestablemente tontísima, KNOCK KNOCK merecería algún tipo de sesudo análisis que nos permitiera entrar en la mente de un tipo como Eli Roth. Incapaz de ser retorcido y con el freno de mano típico de la industria estadounidense, este remake de LAS SÁDICAS, una oscura serie B de finales de los setenta, desaprovecha una inigualable oportunidad para filmar un escupitajo a la cara de los censores. En lugar de ello, Roth se pierde en círculos innecesarios y tira por la borda unos cuarenta primeros minutos estupendos, una explosiva mezcla de FUNNY GAMES, SPRING BREAKERS y algo (que dios me perdone) del mito nabokoviano. Desafortunadamente, el largo, inacabable, cansino y gilipollesco desenlace se carga todo lo apuntado antes, y eso sin hablar de qué diablos pinta Keanu Reeves en todo esto, o la risa involuntaria que provocan un par de escenas que supuestamente nos tendrían que poner a temblar. La historia, por si se deciden a verla, es interesante si sólo nos la cuentan: un tipo razonablemente feliz, arquitecto, casado con una mujer que le ama y con dos hijos, se queda solo en su lujosa casa durante un fin de semana, cuando de madrugada llaman a la puerta y aparecen dos jovencitas bajo la lluvia que se han perdido y le piden ayuda. A partir de ahí, si fuese Haneke vaciaría de moralina la trama y estoy seguro de que rebajaría esos inútiles diálogos al 30%; e incluso estoy seguro de que el mastuerzo de Harmony Korine al menos habría tenido la decencia de tirar por el lado escabroso, y habría puesto al protagonista en más de una duda moral. Y, si me lo permiten, prefiero no involucrar al bueno de Kubrick en esto...
El título... búsquenle ustedes mismos el porqué... Me refiero, claro, al de la reseña...
Saludos.

4 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Indéfilo,
me pareció entretenida,y sí,vi claras influencias de un Haneke al que por supuesto,este tipo de película no puede hacer sombras;)
pero bueno,como pasatiempo,se deja ver;)
Un saludo:)

dvd dijo...

Es una bizarrada... o gamberrada, no sé. La primera parte, justo hasta que el señor Reeves empieza a arrepentirse (no sé por qué) de lo que hizo la noche anterior, está bien, pero a partir de ahí es una tontería como otra cualquiera.
Un saludo.

Mister Lombreeze dijo...

Por qué está tan buena Ana de Armas?, Haneke jamás contestará a esa pregunta.

dvd dijo...

Haneke nunca pone tías buenas en sus pelis, por eso lo respeta tanta gente. Una lástima...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!