viernes, 6 de mayo de 2016

Cine de fan



Se han estrenado este año dos películas de Eli Roth, aunque sólo una es reciente; la otra, THE GREEN INFERNO, se presentó hace tres años en Sitges y luego no encontró distribuidor, aunque no estoy muy seguro de si debemos estar exactamente de enhorabuena... No, porque nunca he comulgado con las ideas cinéfilas de este señor, extrañamente apegado a Quentin Tarantino y demostrando con cada trabajo que ni tiene su talento ni tampoco su talante. Se trata de una copia descarada de HOLOCAUSTO CANÍBAL, otra película tremendamente sobrevalorada y que introdujo la desgracia de tener que sufrir una legión de exploitations con la "interesante" temática de la antropofagia por aquellos primeros años ochenta de videoclubes y pseudoproducciones que en su mayoría provenían de Italia. Si les gusta ver prótesis con kétchup, en tonces es su película; por el contrario, si buscan un mínimo de coherencia narrativa y algún intento de dirigir a unos actores que dejen bastante que desear, no la recomiendo. Roth es cualquier cosa menos sutil, y puede que no haya otra manera de acometer este tipo de película, pero me pregunto si era verdaderamente necesario desempolvar algo que ya tiene suficiente bombo por obra y arte de las redes; sin embargo, lo que más me molestó fue un torpe intento de "atrapar" cierta sustancia (que yo creo que ni existe) en esas sobreactuaciones histéricas, montaje deficiente (e intuyo que a posta) y un sospechoso tufillo reaccionario que necesitaría un guion más hábil y menos (conscientemente) garrulo.
Mañana les pongo la otra, que también es para chuparse los dedos...
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!