miércoles, 11 de mayo de 2016

La teoría de Coco



Uno de los apartados más estimulantes de Barrio Sésamo era aquél en el que un tipo de color azul y visiblemente afectado por sustancias inhalantes nos desgranaba, sin que entonces lo supiéramos con exactitud, las bondades y miserias del fuera de campo. Es algo que el cine norteamericano ha ido desdeñando progresivamente; a mayor definición visual, menor resquicios a la imaginación del espectador. La papilla del cine comercial actual es de fácil digestión, por eso decimos sin retractarnos la palabra "bazofia", deletreada y masticada si hace falta, pero no es menos cierto que esto ha terminado por afectar incluso a producciones más arriesgadas y que han apostado fuerte al valor de un guion bien escrito. Cuando vi 10 CLOVERFIELD LANE desconocía completamente si se trataba de algún tipo de secuela de la película de Matt Reeves, CLOVERFIELD, que recuerdo que me gustó muy poquito; pero con un hálito de esperanza, el que Dan Trachtenberg pudiese enderezar la cosa, me puse a ello. El resultado es una película sensiblemente mejor a aquélla, pero muy diferente, de hecho no tiene absolutamente nada que ver, excepto si en su prescindible final nos queremos hacer pajas mentales y conectarlo todo, pero ya digo que no hace falta. Lo bueno sucede en sus primeros 75 minutos, en los que una chica despierta en un búnker tras haber sufrido un extraño accidente de coche; un extraordinario John Goodman interpreta a su ¿captor?... ¿salvador? Un ambiguo personaje, en todo caso, de maneras pseudofascistoides y presa de ese regusto yanqui por las conspiraciones mundiales y el orgullo de haber sido "el único" que lo vio a tiempo como para construirse un refugio pefectamente acondicionado. La gracia del guion es hacernos creer, o no, que efectivamente el planeta Tierra se ha convertido en un lugar inhabitable por culpa de un ataque que ha dejado la atmósfera irrespirable; ahí el guion gana enteros, y algunos sucesos inesperados le hacen ver a la protagonista, una solvente Mary Elizabeth Winstead, que efectivamente el tipo, por muy dudosos que puedan ser sus argumentos, tiene razón, y que todo lo que conocía "allí arriba" prácticamente ha dejado de existir... ¿O no?... Según Coco, "esto es fuera y esto es dentro"; según la condición humana, incluso convencidos de que estamos más seguros dentro, siempre querremos salir fuera. Lástima que los últimos y sonrojantes minutos estropeen una película que hasta ese momento era bastante estimable...
Saludos.

3 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Me sorprendió bastante y, a pesar de ser una secuela de aquella Monstruoso, es un filme totalmente diferente, lo cual es de agradecer. Me mantuvo tenso e interesado, y lo agradezco.

Rod-ae dijo...

Dvd, como una bondad del fuera de campo, acompaño tu Teoría del Coco con la obligatoriedad de la correspondencia que expresa la Teoría del don (Marcel Mauss-1925).

Sabes que sigo tu blog no por su valor cinéfilo, siempre consideré (y creo que no estoy en un error) que eres un tipo que sobre todo escribe porque le gusta escribir, y su excusa para crear un texto con marchamo deuvediano y ritmo diario de martillo pilón es una película, de la ralea que sea, eso es lo de menos.

Así que, como buena praxis de esa Teoría que debería extenderse más, correspondo a aquellas sufragistas que me dedicaste con otro don. Un soneto del escritor cordobés Leopoldo de luis que, además, en el mismo día de mayo que tú celebraba sus cumpleaños.

Un año es como un torpe dromedario
y abrimos sobre él otro desierto.
Hemos venido en un camello muerto
sobre el que cabalgamos a diario.

¿Será cada año otra cabalgadura?
¿Cumplir años será algo más que un reto
o será ir descubriendo ese secreto
que nos espera tras la puerta oscura?

Cumplir años es como apostar fuerte
por la lenta derrota de la muerte
y ver que aún sigue abierta nuestra herida.

Miguel Oscar Menassa: todo empieza
de nuevo cuando juegas otra pieza
en el ajedrez rojo de la vida.

En recuerdo de aquellos POEMAS HABITANTES de Opciones Avanzadas, cuyos criterios de elección siempre fueron sobresalientes, ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, ESCRIBIDOR CINÉFILO!

dvd dijo...

Vaya... estoy emocionado. Qué regalo de cumpleaños tan estupendo.
¡Muchas gracias!!!!!!!

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!