miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tres tristes tigres



A punto, se lo juro yo a ustedes, a puntito de dejar esta CASTILLOS DE CARTÓN, enésima adaptación de la escritora más pesá del reino, en terreno de bizarradas sonrojantes patrias ¿Qué me reprime de mi impulso primero? Desde luego que no es tan mala, porque está bien rodada y los actores intentan mantener un único registro en una historia que se despeña por el ridículo más espantoso desde su complicada escena "iniciática", aquélla en la que el bisoño (todo es bisoñez aquí) Gª. Ruiz juega, sin lograrlo, a emular al Bertolucci de THE DREAMERS, lo que termina siendo demasié pa su body... Supongo que mi adorado Enrique Urbizu (indudablemente mejor director que guionista) intentó hacer lo posible por engrasar unos resortes que rechinan a la mínima sacudida.
Madrid, años 80 (Lo de Madrid lo pongo yo, porque es una novela de la Grandes... Lo de los 80 ni me extiendo...). Una Facultad de Bellas Artes con chavalines y chavalinas que pintan, dibujan y explotan al amor y la vida.... Ejem... Hay un como flechazo entre una chavalina y un chavalín, se enrollan y se desnudan sobre el canapé; en pleno gatillazo, el tercero en discordia entra y dice textualmente mientras se quita con naturalidad los calzoncillos de algodón blanco, los que todos tuvimos algún día: "Esto lo arreglo yo en un periquete"... Juro que esta escena es así, tal cual; lo normal es que uno ya haya sacado el DVD y olvide que aún quedan 85 minutos, pero no, nos puede la curiosidad de ver a dónde puede derivar una situación tan rocambolesca. Tras esta escenita, una de las peor rodadas en lo que va de siglo, la cosa se calma un poco y Gª. Ruiz endereza el rumbo con un triángulo amoroso más cándido y pudoroso de lo esperado y deseable, en base a algunos guiños a aquella movida que ya nos empieza a oler un poquito a naftalina (el playback de los Zombies es grotesco) y una resolución que no por esperada deja de sorprender por lo que de incertidumbre contiene.
En fin, no sé; si tenéis pizca de morriña de aquella época o tuvísteis alguna experiencia guarrindonga similar en vuestra adolescencia/juventud y no habéis podido desahogaros aún con nadie, no lo dudéis e id raudos a por CASTILLOS DE CARTÓN a vuestro dvdstore más cercano, la SGAE os lo agradecerá... ¿Se imaginan a la Sinde en un trío?... Brrrrrrr!!!
Tres saludos, tres...

4 comentarios:

yosonico dijo...

jajaja, estupendo post pa acabar el dia.

David dijo...

¡Qué cosas llegas a ver! Me sorprendes...

dvd dijo...

Bueno, ésta iba para los oscar y todo...

David dijo...

Ja,ja,ja... En fin... Yo lo de los Oscar...los esco.. eeeh los vestidos y esas cosas..

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!