viernes, 6 de enero de 2017

Ettore Scola. Un italiano en Italia #3



En 1965, Ettore Scola se embarcó en un curioso proyecto impulsado por el inefable Dino de Laurentiis titulado THRILLING y que consistía en tres episodios, todos en clave de comedia negra y un poco estrafalaria. La primera, precisamente dirigida por Scola y titulada "El victimista", tenía a Nino Manfredi en el papel de un tipo bastante hipocondríaco y que percibe cada acto o palabra de su esposa (la bellísima Alexandra Stewart) como una sentencia de muerte. Es un Scola bastante primario y acelerado, pero a mí es el episodio que más me gustó.
El dirigido por Polidoro tiene el sugerente título de su protagonista, "Sadik", y es una miniatura pop acerca de un historietista y su mujer, enganchada a los comics. Sumidos en una crisis, él descubre la pasión de ella por el dichoso personaje, pese a su dudosa reputación con las mujeres, por lo que ambos ensayan una farsa, como si la mujer viviera realmente una aventura con el tal "Sadik"... Con impredecibles resultados...
El tercero, pese a ser a priori el más interesante, es el más banal, y presenta a un esforzado Alberto Sordi interpretando a un tipo bastante despreciable, un caradura que no respeta nada, y menos a las mujeres. Tras sufrir una avería, se ve obligado a quedarse unos días en un hotel, donde va a descubrir que quizá, por primera vez en su vida, él puede ser la víctima.
En suma, una curiosidad de la época, en la que estaban tan de moda las películas por capítulos, aunque no pasará a la historia, excepto por su trío protagonista y la oportunidad de ver a este incipiente Ettore Scola refinando su gusto por la comedia.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!