sábado, 20 de abril de 2013

Vida prócer: El cine de Hong Sang-soo #14



Hoy es un día especial, y ésta es una entrada especial ¿Por qué? Pues por dos motivos. Primero porque dejamos aparcado momentáneamente el monográfico que hemos dedicado durante los últimos meses al director coreano Hong Sang-soo, aunque lo retomaremos ya de manera pausada. También ocurre que justamente hoy este blog cumple cinco años de vida; pero esto es anecdótico, circunstancial y tampoco tiene tanta importancia, excepto por las ganas que tenía de agradecer a los lectores su fidelidad y paciencia. A la espera de poder disfrutar de su último film, apenas visto en el Festival de Berlín, DA-REUN NA-RA-E-SUH (EN OTRO PAÍS) es el más reciente título estrenado por su director e, increíblemente (aunque desgraciadamente ya no nos sorprenda), el primero de su larga filmografía que se ha estrenado oficialmente en España. Puede que la inclusión de una figura internacional como Isabelle Huppert haya convencido finalmente a los distribuidores que tan penosamente padecemos, o quizá se trate de una inclinación meramente física, tratándose de un director que cuenta sus películas por reconocimientos en festivales de medio mundo. Sea como fuere, yo me quedo con dos aspectos básicos que me hacen pensar que estamos ante uno de los mejores títulos de Hong Sang-soo: su divertidísimo guion y su indescifrable belleza formal. Sí, IN ANOTHER COUNTRY es una película muy divertida, pero sin carcajadas; un compendio de personajes repletos de defectos que a lo mejor sólo aspiran a brindar en una barbacoa o sentarse a contemplar un faro en una playa desierta. Mención aparte merece el diabólico metatexto mostrado ya desde la primera y elocuente escena, en la que se nos avisa de que todo lo que veremos a continuación no es más (ni menos) que una sucesión de ficciones ideadas por una guionista endeudada. Éstas comprenden unas variaciones en torno a Anne, una directora de cine y turista semiaccidental en la apartada playa de Mohang, un director de cine coreano y antiguo amante, su mujer embarazada, otro director con el que mantiene una aventura, la solícita dueña del motel en el que todos se hospedan y un socorrista bastante particular que, de una manera u otra, siempre consigue atraer la atención de Anne, que no sólo caminará descalza por una playa gris y desierta, sino que, investida del trance "hongsangsooniano", fumará compulsivamente y beberá soju hasta perder el control. Una pequeña gran película que confirma a su director como uno de los más imperdibles de los contemporáneos.
Como decía antes, lo dejaremos aquí y lo retomaremos en cuanto caiga en nuestras manos su último trabajo. Hasta entonces, saludos.

5 comentarios:

David dijo...

Felicidades por el lustro ;-)

dvd dijo...

Gracias, tocayo; hay que ver cómo pasa el tiempo...

Mr. Lombreeze dijo...

Felicidades. de nada

dvd dijo...

Vale. Tres días tarde. Un abrazo.

PH dijo...

Unos días más tarde...
FELICIDADES.

... Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

De A. González

FELICIDADES!!!!!


... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!