lunes, 25 de febrero de 2013

Curb your enthusiasm, babe



Y ya por fin, porque tocaba, y también un poco porque a lo tonto los dichosos oscar se nos han echado encima, vayamos con la ganadora del Goya a mejor película. Me refiero, como todos ustedes saben, a BLANCANIEVES, segundo largometraje de Pablo Berger, raro de entre los raros en el panorama cinematográfico español, y no precisamente porque su cine sea necesariamente extravagante, sino porque ha conseguido obtener cierto reconocimiento filmando dos películas con casi diez años de diferencia entre ellas y con un notable precedente en un cortometraje nada menos que quince años antes... Pero analicemos con calma y texto.
De BLANCANIEVES me gusta, muchísimo, su partitura, y creo que Alfonso de Vilallonga sostiene el tempo (irregular y siempre a punto de caerse) con un inteligente tratamiento de la "españolidad" bien entendida. No me gusta, en cambio, la dificultad de Berger para evitar lugares comunes, tales como una floja previsión dramática teniendo en cuenta que este "cuento" nos lo sabemos todos pero que muy bien. Me gusta el sentido del humor, pero no me gustan algunos chistes facilones, como el tema del gallo Pepe... Me gusta la exquisitez de los decorados (casi todos localizaciones reales), pero no me gusta (y lo siento) la fotografía de Kiko de la Rica, irregular y a duras penas a la altura que merece un Blanco y Negro que, por sí mismo, no es que me disguste, lo que me tira para atrás es el condicionante de que esto lleve a la mudez, y si es al revés tanto da. Ya lo dije de THE ARTIST (que por cierto me parece mucho peor que BLANCANIEVES): una cosa es hacer cine mudo porque en aquellos tiempos aún no se podía hacer otra cosa, otra omitir el sonido intencionadamente y otra muy distinta es filmar como si estuviésemos en 1920... y como no estamos en 1920... En fin, me gustaron las escenas en la plaza de toros, pero no las de toreo, a las que les faltó un poco más de mordiente y pasión. Me gustaron los enanitos... aunque fueran seis, pero no me gustó Maribel Verdú, aunque tenga auténtica planta de madrastra de cuento... Tampoco me gustó Macarena García, a la que le hace falta algo más que sonreír para convencernos de que alguien ha dicho gratuitamente la palabra "expresionismo"... Sin embargo, curiosamente en una película que cualquiera presumiría femineizada, el triunvirato Giménez Cacho-Ponce-Pou (y sobre todo este último) logra intensas cotas de expresionismo bien entendido y, evidentemente, adaptado a su momento fechado. Por todo esto, moderemos el jolgorio, tengamos en cuenta que el cine español sigue sin interesar especialmente fuera de nuestras fronteras y tampoco creo que esta pequeña rareza llamada BLANCANIEVES vaya a cambiar nada ni siente precedente alguno; si acaso, y pecando yo ahora de un poco de ombliguismo, signifique el consuelo de que, después de que otros lo hayan hecho, nuestro grito sea un desaforado Yes, we can!...
Saludos envenenados.

5 comentarios:

PULGACROFT dijo...

A mí sí me gustó y mucho la "Blancanieves" que nos propuso Pablo Berger, desde la fotografía a la banda sonora, pasando por las actuaciones y por casi todo de esta película que rebosa, en mi opinión, originalidad y frescura.
Puede que no sea un película de 10 y tampoco se lo he puesto, pero creo que un 8 lo tiene merecido.
Te dejo en enlace a mi reseña por si te interesara.
Saludos!

http://peliculasdesordenadas.blogspot.com.es/2013/02/blancanieves-2012-de-pablo-berger.html

dvd dijo...

A mí me gustó, pero por ejemplo, creo que GRUPO 7 es superior... Y ya hablé de las que se quedaron atrás...

PULGACROFT dijo...

"Grupo 7" me gustó pero algo menos...jeje...creo que estamos iguales pero al revés.
Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

¿Thriller en una versión de Blancanieves a estas alturas o qué?. Berger apuesta todo o nada en el final. Y también apuesta por filmar como en 1920. Yo creo que el resultado es magnífico. Coincido en que Blancanieves es mejor que The Artist (yo lo formulo al revés). En las escenas del toreo triunfó lo políticamente correcto y no se recrearon en el arte del toreo en sí sino en la imaginería de la parafernalia de la tauromaquia, creo yo. Maribel Verdú es lo peor de la película, también coincido, su Goya es un dislate, deberían de habérselo dado solamente al señor que le diseñó los trajes. Los ojos de Macarena García hablan por sí solos. Aunque la fotografía es irregular, hay momentos muy, muy buenos.. Si se teclea "Blancanieves Berger" en el Google imágenes aparecen unos cuantos fotogramas sorprendentes. La banda sonora es, sencillamente, perfecta. Blancanieves tiene demasiadas cosas buenas como para que me entren ganas de sacarle "peros". Yo es que te buscoy no te puedo encontrar, amigo dvd.

PULGACROFT dijo...

Suscribo lo comentado por Mr. Lombreeze.
;)

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!