miércoles, 30 de noviembre de 2011

Una entretenida espiral de sinsentido



De vez en cuando, me paso por los derroteros (magnífica palabra) de FilmAffinity, sobre todo cuando no me acuerdo de tal o cual nombre; de vez en cuando también leo algunas de las opiniones vertidas en dicha página, supongo que una de las más leídas y/o visitadas (que no es lo mismo) por todo cinéfilo que se precie y desee rescatar información de casi cualquier película. Como no domino bien el coreano, me he ido a dicha página para transcribir algunos nombres asociados al film AKMAREUL BOATTDA, o mejor, I SAW THE DEVIL, que pudo verse, como todos recordarán, en el Festival de San Sebastián del año pasado. Bien, Luis Martínez la califica de "magistral"; Carlos Boyero de "engendro". ¿Alguno de estos señores que se ganan el pan hablando del trabajo de otros ha contemplado la posibilidad de que I SAW THE DEVIL no sea más que un entretenimiento de corte explícito? Es decir, que a estas alturas no debería extrañarnos que una película de género (sí, lo es: del género Psychokillers) se regodee en sus propias técnicas visuales para explicitar lo que en otras épocas era tratado con el mucho más inteligente empleo del fuera de campo. Tampoco que lo haga a lo largo de dos horas y media que alaaaaargan hasta lo insoportable. Aunque se soporta. Se soporta porque queremos saber más, queremos saber qué límite tendrá la tortura a la que el policía someterá, en dosis, al asesino; pero también queremos saber si dicho policía se dará cuenta de que lo único que ha hecho es desencadenar a un monstruo que redoblará sus crímenes cada vez que escapa de su perseguidor. En este sentido, lo que Kim Ji-woon parece querer decirnos es: "Ya sé que todos vosotros sabéis, no sois tontos; pero el colmo consiste en convenceros de lo contrario precisamente con una sobredosis intensificada de lo que normalmente abomináis". Lo que ofrece I SAW THE DEVIL sería algo así como el cutoff censurado de SEVEN o cualquier otra cinta que recuerden con psicópata asesino de por medio; funciona porque, ya que es lo que es, al menos no se toma la molestia de editarlo por los dichosos remilgos. Pero claro, de ahí a tildar este pasote de sadismo (con su punto de masoquismo también) de magistral... pues tampoco es eso; magistral era M, donde no había una gota de sangre pero podíamos ver claramente al diablo en los ojos de Peter Lorre. Los de Choi Min-sik, en cambio, parecen haberlo visto ya todo, así que transmiten poquita cosa. Por destacar algo, destacaría la escena del primer asesinato, excelentemente rodada y con un gran dominio del tiempo; luego todo se atropella mucho más...
Saludos ya vistos.

5 comentarios:

José R. Durán dijo...

Decir que I Saw The Devil sea sólo un thriller "explícito", es un poco injusto; partiendo de su nombre, algo así como "he visto el diablo", ¿cual de los dos personajes es el demonio? he aquí esa dualidad que, para nuestro gusto, la película presenta magistralmente: la venganza sólo arrastra más dolor, y al final tal catarsis [satisfacción de la venganza cumplida]no existe.

Me llama la atención que la tildes de "maniqueísta" cuando sus dos personajes principales no presentan esa psicología tan trillada en hollywood (asesinos que actúan con alusiones religiosas, inteligencia superior al promedio, meticulosos, son cultos, etc.) cuando el personaje de Choi Min-sik [difícil no pensar en OldBoy] prescinde de toda esa construcción, lo que evita que el espectador caiga en conclusiones pseudomorales, etc.

Un gusto leerte.

dvd dijo...

Que yo sepa, no he usado la palabra "maniqueísmo" en ningún momento; y si repasas alguna película coreana comentada en este blog descubrirás que probablemente sea ésta una de las que salen mejor paradas. Me parece un entretenimiento bastante potable para los tiempos que corren, pero un pelín larga y un pelín "sagerá"... Casi todo el mundo que conozco que la ha visto la pone muy bien, así que algo tiene, desde luego. Y el gusto es mío por que te hayas pasado por aquí ¡Un saludo!...

David dijo...

Pelín "sagerá" como dices, sí. Y se alarga un poco también. Sin más.
Si quieres un comentario más largo, en la página de nuestro común vecino:
aquí .
Buen fin de semana.

dvd dijo...

Estoy bastante de acuerdo con Lombreeze, menos en lo de que se hace corta; uno no puede estar viendo una masacre tras otra y estar pensando en si ha recogido la colada... Una horita y media y sería un clásico contemporáneo... Extiendo lo del finde a todos vosotros...

Mr. Lombreeze dijo...

Es muy buena. Lo que cuenta me da un poco igual y tiende al exceso y al rocambolequismo, sobre todo en los megaelaborados finales de los megaelaborados planes de venganza de los coreanos. Sin embargo, su factura es impecable. Qué tíos, que montaje, qué fotografía, que planos... Yo no la encontré sádica y eso que soy algo tiquismiquis con el cine made in Asia. De verdad que me impactó lo estupendamente bien que está rodada.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!