miércoles, 31 de octubre de 2012

Estos locos muchachos



THE HUNGER GAMES... el supuesto nuevo pelotazo/franquicia de la temporada, y de aquí a unos cuantos  años... o esa es la intención. Hablé aquí tiempo ha de la gratísima impresión que me supuso el visionado de PLEASANTVILLE, la ya lejana ópera prima de Gary Ross, un tipo que, la verdad, se ha prodigado más bien poco (apenas tres títulos en quince años)... ¿Alguna conclusión de esto?: la respuesta es un no rotundo tras ver las insalvables diferencias entre estos dos títulos (y SEABISCUIT no pasaría de insulsa anécdota). THG es lo que es, un videojuego filmado que no puede trascender más allá de su propia idiosincrasia. En una curiosa analogía, esta rampa de lanzamiento para lo que amenaza con convertirse en otra cadena inacabable se debe a su público igual que sus jóvenes protagonistas... Demasiado jóvenes para ser creíbles, perfectos para ese público hambriento de más comida preparada. A la hora de calibrar un juicio mesurado, lo que el que esto escribe esperaba era cómo resolver un problema estrictamente de fondo, teniendo en cuenta el carácter juvenil tanto de la obra literaria (¡pero qué bueno soy!) como de las películas; esto es: si sólo podía quedar uno vivo, el resto tenía que morir, y un fuera de campo sería insultante. Respuesta de la Lionsgate: "Mueva usted mucho la cámara, señor Ross; no queremos explicitud, sino caras compungidas... puños al aire... Aquello de '¡A Dios pongo por testigo!', ya sabe..." Así que el culo queda al aire desde el primer momento. Te propongo a un montón de muchachada carniceriándose mutuamente... pero no te lo puedo enseñar, porque esto es U.S.A. y aquí somos muy buenos... En fin... Lo demás es una distopía torpemente contada, con algunas interpretaciones aberrantes (Harrelson... Sutherland... Bentley... Tucci... el vil y dulce metal...) y un sentido del ritmo francamente cansino, que hecen sus dos horas y media eteeeeernas... Lo mejor: Jennifer Lawrence, una debilidad mía desde WINTER'S BONE. Lo peor: que se supone que ésta es la buena...
Saludos a la mesa.

4 comentarios:

David dijo...

mmmm... No recordaba que Gary Ross hubiera hecho también la de Seabiscuit (pues a mí esa me gustó; una peli casi "clásica" en cierto sentido). Y Pleasantville me gustó muchísimo en su día.
No estoy de acuerdo en lo de Harrelson, que creo que está muy bien (para lo que sale).
Y la peli. Pues sin más. Y aquí hago lo que no debería hacer, peroooo...
La novela es mucho mejor. Y es que me he leído la trilogía (que no es mejor que la saga de Harry Potter; pero en tema pelis, pasa lo mismo;quedan lejos de lo escrito). Y claro, en la novela el chico pierde la pierna y la sangre, las muertes y todo eso es más y "mejor". Y la visión que da del tema es mucho más ¿triste?. De hecho, si la novela hubiera acabado en el primer tomo, tendría un final ambiguo y basante amargo. Como tuvo éxito me dio que la escritora se planteó la trilogía. El segundo tomo empieza muy bien, pero luego repite otra vez esquema. En el tercero, al menos los jóvenes aprenden que las guerras son siempre una puta mierda, que dejan secuelas y consecuencias (supongo que fruto de que la escritora perdiera a su padre en Vietnam) y que lo de los buenos y los malos no están nunca tan claro...porque todos buscan el poder.
Los Juegos del Hambre (la novela) es como un buen tebeo de supertipos (como me dijo un amigo)... La peli...sin más. Bastante flojita.
Jennifer Lawrence está genial en Winter's Bone.
Un saludo.

dvd dijo...

Te voy a ser sincero a rabiar, tocayo. No leo la novela porque tardo menos en ver la peli... Tal cual...

Mr. Lombreeze dijo...

Esta mierda creo que arrasó en los premios MTV... La historia es un dislate. Sin embargo, confieso que como yo esperaba que fuera un bodrio descomunal, me descubrí a mí mismo viéndola un domingo por la tarde sin demasiada desgana. Es mejor de lo que la prejuzgué. No está plagada de ruidos orquestales, y eso se agredece. Y contiene como un gritito contra la tiranía que nunca viene mal en estos tiempos que corren. Pero vamos, que yo creo que con el material que se tenía entre manos tampoco se podía hacer nada mejor.
Estamos mayores para estas cosas

dvd dijo...

Too late for the love, dude...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!