viernes, 11 de febrero de 2011

¿A los 67?



Yo de verdad que no sé qué les parecerá a ustedes, pero la moda esa de poner actores maduros, rozando la tercera edad, en pelis de acción yo es que creo que es doblemente perjudicial; primero porque también nosotros nos vamos haciendo mayores y luego nos creemos que siempre estaremos en plan chavalería... y no. Pero lo peor viene dado por el roñoso acaparamiento de un espacio que debería estar reservado a actores, como mínimo, jóvenes, que luego nos quejamos del paro... Claro que Hollywood siempre ha sido permeable a lo que le interesa, y como el PSOE ha sacado adelante lo de la jubilación a los 67... pues eso, que podían haber dejado a Connery haciendo de 007, que no pasa nada.
El caso es que Mel Gibson siempre ha mostrado una extraña querencia a estirar sus condiciones físicas en pantalla más allá de lo que su carné pudiera indicar. EDGE OF DARKNESS, la puesta al día de la estupenda serie ochentera dirigida por Martin Campbell, ha sido el último ejemplo de esta curiosa tendencia. Lo curioso es otro aspecto; lo curioso es que se trata de un thriller que empieza rozando el ridículo y se transforma poco a poco en un solvente ejercicio artesanal, en lo que Campbell, al que huelga pedirle autorías, es todo un maestro. EDGE OF DARKNESS es una venganza en toda regla, la del detective Thomas Craven, que presencia en primera persona el asesinato de su hija y desata una espiral de destrucción que desembocará (otro punto positivo) en el inesperado descubrimiento de una oscura red de corrupción a niveles verdaderamente insospechados. La película remonta a medida que se va haciendo más verosímil y nos encajan las piezas, además de no desfallecer en su entretenido ritmo; así que por una vez podemos dar por bueno el aplazamiento de la jubilación de un actor al que creíamos definitivamente finiquitado y entregado por completo a una carrera de dirección realmente controvertida.
Véanla un dominguito pachanguero si no tienen grandes planes.
Saludos limítrofes.

6 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Uff... No me atrae demasiado, la verdad X)

PD: Qué recuerdos del último Bond de Roger Moore... Aberrante XD

dvd dijo...

Sí... Bueno, MOONRAKER es cachondísima... Ésta parece peor de lo que es, en serio...

PEPE CAHIERS dijo...

Otras dos de veteranos metidos en faena: "El dorado" y "Grupo salvaje".

David dijo...

Si se hace bien, dandole credibilidad al asunto, no tiene porque desentonar que un veterano protagonice un thriller de acción.
Con eso merefiero a que la acción debe desarrollarse teniendo en cuienta que el estado físico y emocional debe ser plausible con la edad y el historial del prota.

Es decir nada de saltos Matrix, ni exibiciones kungfutecas, ni romances con veinteañeras.

Citaré varios ejemplos dignos:
- Deuda de Sangre, de Clint.
- Harry Brown del gran Michael Caine.
-Al caer el sol, con Paul Newman.
-50 hombres muertos, con Ben Kingsley.

Y seguro que pensandolo mejor salen muchas más. Así que sin demasiadas pretensiones le concederemos el voto de confianza al amigo Mel y al director Martin Campbell.

Aprovechando el comentario me gustaría invitarte a participar en la elección de las películas del ciclo dedicado al cine de George Cukor que inauguramos esta semana en ciclos de cine. Estamos recogiendo una selección de sus películas elegidas entre todos los amigos del blog.
Un saludo

Mr. Lombreeze dijo...

Ahí, ahí David, dale con Harry Brown, que es cojonuda.
Esta del Mel Gibson es mu mala.
Y Jeff Brides en Valor de Ley?, jeje...

dvd dijo...

No, la mala es la del pobre M. Caine... ¿quién le mandó meterse ahí?...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!