domingo, 27 de febrero de 2011

Excursión al mal



A lo largo de este blog he tenido la oportunidad de despacharme a gusto con Michael Winterbottom, uno de los directores de cine más pedantes e insufribles que me he podido encontrar en muchos años. Un director que parece querer decirte en cada fotograma que eres afortunado de estar viendo una película suya y no cualquier otra vulgaridad... Es así desde el punto de vista de cómo un supuesto autor es incapaz de respetar sus propias imágenes, como si un fotógrafo no pudiese reprimir el deseo de aparecer detrás de sus retratados. Y vi THE KILLER INSIDE ME, que ya se había hecho en los setenta y que es una acojonante novela de Jim Thompson, así que dos puntos menos para el superego del británico; con la suerte, para variar, de que por fin le ha dado por tener a sus órdenes a un actor como la copa de un pino, que ya está dando que hablar demasiado y que me atrevo a pronosticarle un futuro imparable. Y es que Casey Affleck es el 99% de todo lo bueno de un thriller ultraviolento, filmado con gusto y con pocos mareos de cámara (eso está en el haber de MW) y que falla en lo de casi siempre: le cuesta una enormidad mantener el interés a lo largo de un metraje con demasiados picos de emoción. Hay material de sobra para que todas las clavijas encajen a la perfección, pero inexplicablemente pasamos de estar pegados a la pantalla a dar dos o tres bostezos, sobre todo en lo referente a la explicación del brutal comportamiento de Lou Ford, un psicópata con placa de policía y cuyo magnetismo para el sexo contrario no termina de convencerme teniendo en cuenta "lo bien" que trataba a las damas. Affleck se basta para acaparar todo lo que de bueno tiene esta irregular cinta, especialmente en su brillante arranque, donde aún no sabemos nada sobre sus oscuras motivaciones y los detalles van cayendo a golpe de guión, algo que es puro desquiciamiento en un final en el que se mira demasiado el reloj. Sí, efectivamente, se trata de una película de Winterbottom que no voy a destrozar, que incluso me parece que tiene momentos realmente logrados; esto no es poco, y espero que siga por este nuevo e insólito camino... pero permítanme que lo dude...
Saludos bajo los píxeles.

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Another tostón movie of Winterbottom o, como le dice mi mujer, maiquel-maiquelbolton. Yo piqué con lo de que era ultraviolenta y todo eso. Cosas del morbo. Si la hubiera protagonizado otro, a lo mejor hubiera sido insoportable. Decepcionante, pero puede que sea la mejor peli de este pedante.

dvd dijo...

Sí, a mí logró que no quisiera matarle por la espalda... Maiquelbolton de aquí en adelante, sí señor...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!