sábado, 5 de febrero de 2011

Alégrame el día #4



Parecía que se acababa, pero siete años después el propio Clint Eastwood decidió "pulir" un personaje que por derecho propio también era suyo. "Su" Harry Callahan contenía trazas de lo que posteriormente sería la mejor época de su autor; esto es: personajes taciturnos, desencantados pero con un elevado sentido de la justicia; un mal menos concreto, más abstracto y menos condescendiente. Por contra, SUDDEN IMPACT adolece de la mala leche de sus predecesoras; éste es un Callahan más reflexivo y que usa antes una aguda observación que el cañón de su Magnum. El problema viene de otro lado, fundamentalmente del raquítico y sobado guión de Joseph C. Stinson, más pendiente de los detalles escabrosos que de una buena construcción de personajes; la sobria dirección de Eastwood salva gran parte del film, pero también hay que atribuirle el error de incluir aquí a una Sondra Locke cuyos méritos para ser actriz todos sabemos desde siempre... Ella es una pintora pija-neurótica que se siente amenazada por el misterioso asesino al que Callahan ha seguido la pista hasta un tranquilo pueblo/residencial, se queja mucho del clima y de sus traumas infantiles, pero la muy pájara no pierde ocasión de meterle mano a nuestro incauto detective... Yo de la Locke es que no puedo decir nada bueno... ya saben. En fin, un correcto thriller, con menos turbulencias que títulos pretéritos pero con menos licencias; gana en buen cine policíaco pero pierde en la escala piramidal de iconos vivientes, cambiándolos por ese ente, un poco espectral, que ha ido recorriendo el cine de su autor hasta desembocar en un tal Kowalski... Pero ésa es otra historia, y yo tengo algo más que contarles mañana...
Saludos de impacto.

2 comentarios:

David dijo...

La época Locke fue tremenda.
Si en Josie Wells hubiese actuado una actriz (y no la sra. Eastwood) seguramente estaríamos hablando de una obra maestra del western, a la altura de sin perdon o del jinete pálido.

SUDDEN IMPACT vs THE ENFORCER: 1

Kinski dijo...

Lo que nunca me gustó de esta peli (aparte de la Locke)era ese Magnun automático, es horrible.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!