domingo, 9 de octubre de 2016

Rincón del freak #241: De la homoerótica del superpoder



Reconozco que han sido no pocas las ocasiones en las que me he replanteado la validez de mantener esta sección dominical, que a mí me divierte una barbaridad, pero que suele sustentarse de bodrios sin sentido o locuras inconfesables que en el fondo me han gustado. El dilema sobreviene con casos como el de BATMAN Vs. SUPERMAN: DAWN OF JUSTICE, que me parece (lo he recalcado aquí miles de veces) el tipo de cine que más me irrita, porque no sólo es aburrida y repetitiva, sino que tiene el peor defecto del cine comercial: una ausencia de sentido del humor de lo más relamida.
Podría ser cruel y hablar de la de veces, a lo largo de sus interminables 150 minutos, que creía que los dos maromos de arriba iban a firmar las paces con un largo y húmedo beso de reconciliación, pero fuese por mantener la apariencia de machotes frente a un Lex Luthor más amanerado que nunca, y que hubiese corrido la desgracia de fenecer aplastado en un trío... Imaginen... O también por el error de montaje que suelen tener las películas de Snyder, alargando parlamentos rimbombantes y cortando justo cuando parece que alguien va a decir algo decisivo. Así las cosas, teniendo en cuenta que la filosofía New Age que nos propone Hollywood va de gente dándose de hostias bajo la lluvia, rebotando contra edificios y destrozando el mobiliario urbano, mientras Luthor convoca a un depauperado Doomsday, que parece un hombre de jengibre gigante tras un accidente de tráfico...
Incluso llegué a pensar, ingenuo de mí, que el gran Michael Shannon vendría a salvar la función en el clímax del desastre, pero su aparición es menos que anecdótica. Además (sí, 150 minutos dan para destrozar mucho), se ha perdido tanto tiempo en pajas mentales y soliloquios atormentados que cuando sale Wonder Woman a alegrarnos el espíritu nos importa un carajo, y prepárense porque próximamente llega La Liga de la Justicia, que me temo va a ser otro rollo patatero, al menos si tenemos que compararla con dos franquicias que se han ido reinventando más que aceptablemente: X-MEN y THE AVENGERS...
Cómo diablos voy a cerrar esta sección, con lo que me puedo desahogar un Domingo cualquiera...
Saludos.

4 comentarios:

David dijo...

Joder! Casualidad la estaba viendo esta tarde y a la media hora he dicho que se acabó, que me ponía otra porque era un rollazo. Si ya la de Superman (que la vi en el cine esperanzado) me pareció una mierda, ¿cómo podía esta mejorar la cosa?
Y sí. Es lo que tú dices del sentido del humor y más..
¿Qué narices tiene que ver esto con los personajes que he leído de crío?
Nada. Y no estoy en contra de que se hagan versiones-reversiones-remodelaciones y lo que quieras. Unas convencerán (el DK de Miller del 86 y su Año 1 son dos de mis comics favoritos) y otras no (estas) y que cada cuál escoja qué prefiere.
El sábado vi la de X-Men Días del futuro pasado... Era mejor la versión del tebeo, pero esa al menos la aguanté hasta el final.
Un saludito.

YorchiMG dijo...

Puff!! horrible es poco, tan larga se me hizo que salí al baño sin ganas, solo por darme una vuelta por el cine. Suscribo cada cosa que decís, y es que ninguna de las películas de la DC para poner en marcha su universo funciona. Aquí uno que se baja del tren.

dvd dijo...

Y eso que aquí no interviene la mano de Nolan, que me parece el tipo que ha hecho el milagro de que los superhéroes sean aburridos "por solemnidad"...

Mister Lombreeze dijo...

Completamente de acuerdo,
desde que Nolan puso de moda la seriedad en los superheroes, todo el mundo que ha ido de ese palo ha pinchado, por eso Marvel se salva. Ya lo dijo Verhoeven a propósito de los remakes que le han perpetrado, que sin humor, Robocop y total recall son infumables.
Pues eso, que son maromos en mallas y que verlos filosofar es como ver filosofar a los concursantes de GH.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!