miércoles, 22 de octubre de 2014

Películas para desengancharse #8



Siempre he tenido a Robert Wise por un director más astuto que capaz, menos intuitivo que dotado. Menos autor que artesano, con su arte, que es mucho más que el de algunos "autores", pero que ha tenido algunos puntos más que discutibles en una filmografía que a primera vista parece impecable.
El comienzo de THE SOUND OF MUSIC es esplendoroso; no me extraña que cautivara a Lars von Trier. Igual que no me extraña que parezca otra cosa, otro film ¡Podría haber salido otro film! ¿Debería? Las andanzas de María, la novicia que le canta a los pajarillos, y la infumable familia von Trapp merecen un lugar entre lo más bizarro que se haya filmado nunca... Pero ¿cómo obviar la rotunda, bellísima fotografía de Ted McCord? ¿Y las canciones de Rodgers y Hammerstein, una vez que no podemos sacarlas de nuestra cabeza? Respuesta: centrándonos en el argumento. Que tanto da un partido de fútbol Pelé vs. Goebbels, que el Gente Joven del III Reich (The Residents tenían razón). Son tres horas en las que yo no me atrevo a contradecir a quien se lo pasa fenomenal y olvida la última carta de desahucio; vale, todos necesitamos un poco de evasión (aunque sea sin victoria), pero me devano los sesos inútilmente, buscando un porqué, qué hace que uno se quede hasta el final viendo el azúcar, la blancura que ya no es ingenuidad sino mera gazmoñería. Porque Wise sabía que "el sonido más feliz del mundo entero" es más fuerte que el silencio más triste, y lo filmó; pese a Julie Andrews y los trajes hechos con cortinas y las marquesinas bajo la lluvia y los híbridos HeidiMilka...
Heroína pura. Vivan peligrosamente.
Saludos.

9 comentarios:

David dijo...

Pero, pero, peroooooooooo
¿cómo te atreves a meterte con este clásico?
Vándalo! Salvaje! Animal!
Jajaja.

En fin...A mí me encanta. Y fui a ver la versión musical y lloré como un enano en el teatro (y eso que cada vez que veo un poco en la tele con la versión de las canciones dobladas me pongo malo; quitar la voz de Julie! Eso sí es criminal).
No sé, tocayo. La película más taquillera de su año, y porque estaban los Beatles, que si no, el disco más vendido (que no quiere decir mejor, claro; pero que Rodgers y Hammerstein eran ya unos clásicos).
Pero aquí está claro..o entras o no.
por cierto, primera línea atuto. te has dejado la s.
Un saludito.
Lo siguiente qué va a ser... ¿Meterse con Mary Poppins?
Porque no vuelvo más por aquí (jaja)
PD: Para no ser un gran director de musicales, firmó en un lustro dos de los más famosos de la historia (bueno, en la otra imagino que Robbins metió mucha mucha cuchara; lógico, claro; aquí no le hubiera venido mal alguien así).

dvd dijo...

Bueno, por partes. Error ortográfico subsanado; es lo que tienen las prisas, que aún tengo que ver dos soviéticas hoy...
Yo no me meto con la película, me encojo de hombros por ver un musical nazi... ¿? A Julie Andrews no la he soportado nunca, es peor que el bromuro esta señora...
¿Mary Poppins?... ¿Me lee usted la mente o qué está pasando?...
Vuelva, hombre, que le da vidilla al blog; pero entienda que la vocación de este monográfico es puramente provocativa, derribar mitos, emborronar currículums intocables... Eso sí es divertido.
Un saludo y, como siempre, gracias por comentar.

dvd dijo...

Ya sabe lo que decía Woody Allen: "Espero que lo de la reencarnación no sea verdad. No soportaría ver otra vez SONRISAS Y LÁGRIMAS"...
Pues eso...

David dijo...

Ay! Yo soy fan de Julie Andrews. Buena actriz y mejor cantante. Hubiera sido una magnifica Bella Dama (Audrey también estuvo muy bien, conste).
Y no seas cabroncete. Es un musical "antinazi", no nazi (jaja)
Claro... como no te has leído mi última entrada en la que se menciona que "Poner a parir los clásicos" es una de las cosas que mejor hace internet. Y por "mejor" quiero decir "más"." (y además, y para más inri, a cuenta de Mary Poppins (jaja))
¿Que le doy vidilla al blog? Lo que yo siempre me pregunto es de dónde sacas tú tanta vida no para ver películas, sino para ver las cosas que a veces reseñas (que intuyo o prejuzgo como bodrios más infumables que The sound of music).
Un abrazo.

dvd dijo...

Servicio Social...
Yo siempre le leo, lo que no sé es de dónde saca usted tanto tiempo para comentar a los demás...
Un abrazo para usted también.

David dijo...

¿y ahora me pasas al usted después de tantos años? Ay!
Esa pregunta también me la hago yo, no te creas.

dvd dijo...

Es sólo un modismo de lo más confortable. No hay que pasarse...

Mister Lombreeze dijo...

No la he visto.

dvd dijo...

Pues no la veas...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!