miércoles, 29 de octubre de 2014

Películas para desengancharse #11



75 años se cumplen de una de las cumbres del séptimo arte de todos los tiempos. GONE WITH THE WIND es, al mismo tiempo, un hito, un descubrimiento, una confirmación y un misterio ¿Cómo conjugar tantos y tan diferentes elementos para terminar creando uno de los iconos más poderosos de Hollywood? Es inútil buscar respuestas concluyentes, porque, como tantos grandes relatos, éste da cuenta, ni más ni menos, de la destrucción de una forma de vida, tan orgullosa, altanera y pagada de sí misma que fue incapaz de adivinar su fatal destino. Y todo ello encarnado en una figura, la de Scarlett O'Hara, que en apenas cuatro horas de metraje (ni que eso fuera mucho) sufre un cambio tan profundo que acabará irreconocible ante nuestros ojos... aunque no necesariamente para peor. Y es que probablemente no haya un suceso histórico que revele tan a las claras la deriva de los Estados Unidos como la Guerra de Secesión; y aunque LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ pueda parecer un supermelodrama hiperromantizado, lo cierto es que su armazón es tan complejo, sustenta tantas y tan diferentes relaciones humanas, abarcando el amor, el odio, la venganza, la compasión, el olvido, la fuerza, la debilidad, el desencanto, la alegría, los árboles en negativo, los bailes estruendosos y las mucamas con mal genio... que... uffff!!, francamente, queridos, he decidido desengancharme. Primero porque calculo que han sido unos veinte años los que han pasado desde que la vi por última vez, y no creo que vuelva a pasar por esta intimidante experiencia. Y no por nada, porque los actores están fabulosos (bueno, menos Leslie Howard, que es insoportable), la química entre Vivien Leigh y Clark Gable aún se está estudiando en las universidades, y el dominio de los grandes espacios me parece insuperable. Aparte: si Max Steiner hizo lo que hizo, reverencia, mirada al suelo y nada más a añadir. Excepto, creo, que un film de proporciones tan grandes necesitaba a los más grandes, y si Victor Fleming ha sido históricamente reconocido como el director que llevó la mayor parte del peso, el tiempo ha puesto en su lugar el extraordinario trabajo de George Cukor (esos personajes femeninos...) y el innato talento para el melodrama de altos vuelos de Sam Wood. Es, definitivamente, un film que debe verse, e incluso revisitarse; uno de esos pulsos que a la industria norteamericana le gusta echar de vez en cuando para probar que su sitio en el Olimpo sigue intacto. Aquí lo consiguieron, no hay duda, pero teniendo en cuenta que me atrevo a decir que no habrá ningún melodrama jamás a su altura, pediría humildemente que no siguiesen tomándola como modelo, porque hay lugares que sólo pueden amarse una vez...
Saludos.

7 comentarios:

Mister Lombreeze dijo...

¡¡¡JAMÁS!!!

dvd dijo...

Por aquí no nos ponemos de acuerdo sobre si la mejor frase está en el desgarrado soliloquio de la "transformada" Scarlett o en ese guantazo sin manos que le da el orejón antes de marcharse...

Rod- ae dijo...

No es que sea la mejor frase de la película, pienso que es la frase del cine: "A Dios pongo por testigo...". Por su fuerza y por la interpretación de Vivien. Cuando me llevó mi madre a verla al cine Central y tras la escena se hizo el descanso, estaba petrificada en la butaca. No, no se me antojaron palomitas. Yo tampoco me desengancho de ella,es resilente.

La dejo para que conste mi apuesta. Saludos.

https://www.youtube.com/watch?v=ESBBWa6qapU

dvd dijo...

Yo es que siempre he sido muy de Rhett Butler...
Aquí puede usted comprarlo por 799€ de nada...
http://www.ebay.es/itm/like/330812650982?limghlpsr=true&hlpv=2&ops=true&viphx=1&hlpht=true&lpid=115

Mister Lombreeze dijo...

Belle Watling 4ever

dvd dijo...

Vaya personaje ese también...

diorama dijo...

A dios pongo por testigo que jamás podré desengancharme de esta película.
La amo, la amo, la amo.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!