jueves, 1 de marzo de 2018

Algunas injusticias menores...



Absolutamente fallida. No hay otro calificativo mejor para definir a JUSTICE LEAGUE. Y es una verdadera lástima lo que la Warner, Zack Snyder y quien más sea responsable, le están haciendo a la repuación del "grupo de superhéroes por excelencia". Revisando, hace apenas un año y medio estábamos por aquí abominando de aquello de Batman contra Supermán, que al lado de ésta parece una oda al buen gusto. Los diálogos son pretenciosos, pedantes, y cuando te das cuenta de que no son más que chorradas ya es demasiado tarde; los chistes no tienen gracia y están metidos como a destiempo. Los personajes aparecen y desaparecen a voluntad, y ninguno tiene peso suficiente para convalidar las muchas escenas de relleno. Para colmo, les da por escoger un villano aburridísimo, exasperante, una recreación digital que pegaba más en un capítulo de Pocoyó... No sé, pero alguien ha empezado a perder el Norte y a cargarse mitos, y Marvel no hace más que seguir acumulando aciertos y reinventándose como factoría de franquicias, mientras DC va tomando nota y copiando, aunque mal.
Pensaba que no diría esto nunca, pero echo de menos al tipo que dirigió WATCHMEN, porque la acaba de hacer buena.
¿Lo mejor?... La cara de Amy Adams mientras le toca el pecho a Henry Cavill... Los numerosos upskirts ¿involuntarios? de Gal Gadot...
¿Lo peor?... Podría decir "todo lo demás", pero no, porque el personaje de Flash y el actor que lo encarna hace que te den ganas de que lo maten en cualquier instante...
Y no continúo que me enciendo...
Saludos.

4 comentarios:

Mister Lombreeze dijo...

El no-bigote de Superman también mola mazo, casi no se nota...
Solicito su permiso para decir en su casa: "esta película es una mierda".

dvd dijo...

... Como el sombrero de un picaor, maño...

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No coincido para nada, la película me gustó.

dvd dijo...

Cosas del libre albedrío ...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!