domingo, 19 de marzo de 2017

Rincón del freak #263: Un discurso desde el peligro



CAPTAIN FANTASTIC me parece una película peligrosa, un batiburrillo de ideas bienintencionadas que no van a ninguna parte y que mira a la humanidad con un maloliente gesto de desdén, lo que en mi opinión la aleja de ese supuesto socialismo de manual que parece ejercer sin un solo momento de autocrítica y la deja más cerca de algo que podríamos denominar como solipsismo vengativo, si es que no suena demasiado fuerte. Hasta ahí lo que más me mosquea de su discurso ideológico, pero lo peor es que los motivos puramente cinematográficos no tienen un solo elemento verdaderamente original, o cuando menos sorprendente, sino que tira de desvencijadas soflamas pseudointelectuales y tan sonrojantes como citar nada menos que a Noam Chomsky como si de un gurú de altarcillo se tratara. Efectivamente, lo que me parece mosqueante y peligroso del cine de Matt Ross es que se nutre de citas vacías, sin aportar una sola idea propia, y además es capaz de colocar a un actor tan solvente como Viggo Mortensen en una posición difícil, uno de los personajes más fascistoides del cine norteamericano reciente. Y lo peor de todo es que Ross está convencido de que su discurso es totalmente opuesto. Es lo que suele pasar cuando te encierras con libros y crees que es suficiente para aprender algo.
Terrible.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!