martes, 21 de marzo de 2017

Aré lo que pude



Nominada en la categoría de mejor guion original, 20th CENTURY WOMEN es un esforzado film del a mi juicio sobrevalorado director Mike Mills, que nunca consigue su propósito de trasladarnos a tiempos pretéritos, conjugarlos con los presentes y extraer una poesía intemporal que se queda en lo que es, buenismo de manual. Mills habla mucho sobre el punk, el hardcore californiano, el sexo feminista ¿?, las madres comprensivas, los amigos comprensivos, los silencios incómodos, las palabras incómodas, los discos de vinilo y los cigarrillos mentolados. Al final queda un buen trabajo de actores, una interesante selección musical, un viaje en aeroplano con la música de CASABLANCA y esa luz californiana que parece inundarlo todo, hasta los garitos de madrugada. Lo que queda, ya digo, es verte con cincuenta años en el club al que ibas hace treinta, y sentir la presión mortal del pez ahogado. Hay un montón de buenos caminos en esta película que Mills no quiere, o no sabe, o no puede transitar, y la mayoría no tendrían nada que ver con sermones tranquilos, más bien con escuchar un poco, cosa que sólo el chaval hace obligatoriamente, y así le va. Aunque pensándolo bien, si es un film autobiográfico, entonces puedo entender el miedo a disparar sin balas de fogueo... Es extraño, pero es así.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!