martes, 24 de noviembre de 2015

Caminar sobre las aguas



Bueno, INTERSTELLAR es una película muy bonita en la que un granjero se mete en un agujero negro mientras su hija descifra motas de polvo y Michael Caine descubre algún colágeno retroactivo que le permite tener el mismo aspecto durante veintitantos años. Aparte de eso... Pues aparte de eso hay un par de cosas que me divierten porque son muy divertidas. Es muy divertido ver a unos tipos de lo más preparado, capaces de viajar durante millones de años luz, de tomar decisiones complejísimas y actuar bajo presión pelearse como colegiales y hacer estupideces como alejarse unos de otros para meditar y esas cosas. Da igual, todo es mentira y da igual, pero la mentira hay que endulzarla para el estándar de Hollywood o desecarla si el patinaje por el foxtrot pseudofilosófico aspira al lengüetazo intelectual. Esta película se ha hecho miles de veces, habla de las mismas cosas pero con más colores, y sus actores son más guapos y más delgados, pero si le extraemos el colorín y el colorado yo no veo ni una sola idea original, y ni mucho menos revolucionaria o transgresora... Ah, bueno, sí, es verdad... Hay una escena muy divertida en la que los astronautas caminan sobre el agua y luego aparece una ola gigante... Si la hace Jesús Franco decimos que es un friki, claro...
Esta es para ustedes, yo ya estoy muy carcamal para que me salven el mundo...
Saludos.

7 comentarios:

Kinezoe dijo...

A mí lo que me divirtió fue ver las instalaciones de la NASA a veinte minutos de la granja y que allí nunca nadie haya visto nada... La película me dijo muy poco. Más pena que gloria.

"Contact" sí es en cambio un buen trabajo. De lo mejorcito de este género en los "últimos" años.

dvd dijo...

Viendo el cine de este señor he tenido tendencias a las que jamás me he visto inducido, y me resultaría muy difícil describir el miedo y desasosiego que he sentido ante la perspectiva de una homogeneización absoluta de "un arte" que siempre lo ha sido precisamente por su capacidad para reinventarse y desechar los encasillamientos. Nolan es un autómata que es incapaz de acoplar dos términos como majestuosidad y sentimiento mediante la modulación de su discurso; Kubrick lo hacía, y él se quiere parecer a Kubrick, lo intenta de todos modos, pero un dato es definitorio: Kubrick se marchó asfixiado por las presiones de las productoras a Inglaterra; Nolan ha hecho exactamente lo contrario...
Un saludo.

Jona Tiba dijo...

Pero esto lo tenías que haber metido en Rincón del freak, como se merece.

Kinezoe dijo...

Yo creo que el tremendo éxito de alguno de sus trabajos le hace apuntar demasiado alto; todo a lo grande. Y parece no saber que desde la sencillez también se pueden conseguir grandes obras... Sentimiento le falta, eso está claro. Poco empaticé con sus personajes.

dvd dijo...

Hombre, no soy tan malo como para dejarlo en un Domingo... Yo creo que podía haber sido un director muy interesante si hubiese seguido la senda de MEMENTO. De acuerdo, todos crecemos, queremos aspirar a más, el problema con Nolan es que su discurso es exacerbado, con malas pulgas, no hay sentido del humor. Cada vez que veo una película suya lo veo todo gris, funcionarial... No sé...
Gracias por pasar y comentar, amigo.

Mister Lombreeze dijo...

Pues es la mejor de Nolan, maño, un señor frío como el hielo. Y, como dices, sin sentido del humor que es un pecado capital.
Sin embargo, a mí esta película si me gustó por sus/mis moralejas, tanto la de que el amor a lo mejor resulta que es el motor del Universo como la de que el patrón de la medida del Universo no puede ser otra que el ser humano.
Pero bueno, que a lo mejor la virtud está en mis ojazos...










dvd dijo...

Pues vaya moraleja más medieval, válgame el cielo... Será la mejor, no lo dudo, pero me sigue aburriendo soberanamente. Otra cosa ¿no le chirrió ver a Matthew Mc moviendo la cabeza igual que en TRUE DETECTIVE?... ¿eh?...
Ah, y Michael Caine está acabado para la causa...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!