martes, 27 de agosto de 2013

Las máscaras del héroe #2



Imaginen que Luis Bárcenas, Mariano Rajoy, Iñaki Urdangarín y la madre que los parió a todos reciben un anónimo instándoles amablemente a que devuelvan todo el dinero que han birlado, de lo contrario sufrirán las consecuencias, sin que éstas sean especificadas, lo que dota al asunto de aún más misterio si cabe... Firmado: Judex. Imaginen que hay alguien decidido a hacer justicia, sin más; no a cortarle el gaznate a nadie, ni a ponerle una bomba debajo del coche, sino a lograr que ese desalmado reflexione acerca de sus deplorables actos y, lo que es mejor, sin usar la violencia. El JUDEX ideado por Georges Franju, que por estas fechas cumple sus bodas de oro, respetaba la esencia original del apasionante folletín de Feuillade y le añadía un grado de sofisticación rayano en el pop-art, aunque afirmar esto sería quedarnos muy en la superficie, puesto que el cine de Franju existe por y para sí mismo, y más que aglutinar tendencias las crea por su propia y absolutamente libre concepción del ritmo cinematográfico. JUDEX contiene algunas escenas memorables, como el baile de máscaras, la elaborada introducción de cada personaje y, sobre todo, el alucinante enfrentamiento final entre los secuaces de la malvada Diana Monti (inolvidable Francine Bergé) y el propio Judex (al que interpretaba Channing Pollock, ilusionista en la vida real), ayudado por Daisy (Sylva Koscina y sus curvas...). Hay quien la encuentra pretenciosa, lenta y críptica; para quien esto escribe, es uno de los films más fascinantes e inclasificables de su autor, asimismo un director de cine totalmente fuera de estereotipos y que nunca me cansaré de reivindicar y recomendar desde estas páginas. Si no lo conocían, ya tardan.
Saludos por los tejados de París.

4 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Franju no se merecía "La Piel que habito".

Autobiográficamente hablando, tengo que decir que es una de mis películas iniciáticas.

dvd dijo...

¿Por qué?... ¿Asistía usted a los conciertos de DM con casco gorrionero?...
LA PIEL QUE HABITO es un cascajo, como su director... y eso que aún las tiene mucho peores. De los homenajes a Franju (que siempre serán pocos) me quedo con el de Leos Carax, sin duda...

Mr. Lombreeze dijo...

No, pero no sería por falta de ganas sin por falta de casco.

Judex me curó mi síndrome completista.
Si la ves de crío y eres tan listo como yo te preguntas "por qué voy a perder el tiempo viendo Dirty Dancing? si seguro que hay muchas Judex por ahí escondidas?"

Ahora es que ya no hay nada escondido, eso también es verdad.

dvd dijo...

No estoy de acuerdo... pero es que yo aún no estoy curado, claro...

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!