miércoles, 13 de abril de 2011

Entre pillos anda el juego



Si hace apenas un par de semanas que nos referíamos aquí mismo al segundo film de Alfred Hitchcock, perteneciente a una lejana época muda, hoy nos vamos directamente a su último trabajo, tan injustamente tratado como poco citado por cinéfilos. Es el peaje a pagar cuando te preceden 55 años de obras mayores. Pero si nos ceñimos a su estricto valor cinematográfico, FAMILY PLOT no sólo no es una mala película sino que posee virtudes que a Hitchcock nunca le fueron ajenas y que quizá hubiese podido desarrollar en títulos similares que, al menos que yo sepa, veinte o treinta años antes ni siquiera se planteaba.
Se nos cuenta aquí una comedia negra de aire bufo y personajes cargados de histriónica comicidad, aunque su poso, su trasfondo, sea poco apacible, repleto de rencores, engaños y una mala leche de no poca crudeza. Ahora celebramos cosas similares cuando están filmadas por unos hermanos apellidados Coen, pero no sólo no han inventado nada sino que se han limitado a estilizar formalmente obras anteriores que asimismo extraían modelajes del teatro, la literatura... FAMILY PLOT es retorcida y chusca, sainetera y juguetona; nos presenta a dos estafadores de poca monta que explotan a viejas crédulas con excusas pseudoespiritistas y que buscan desesperadamente un gran golpe que les permita retirarse al fin. La casualidad hará que descubran la existencia de una herencia millonaria en busca de un heredero único que ni siquiera sabe que lo es; todo esto se enredará aún más cuando el "heredero" se revele como un sinvergüenza aún mayor, lo que dará como resultado un tira y afloja cruzado por vetas de humor irreverente y un final nada complaciente, que a mí me recuerdan sospechosamente a FARGO o QUEMAR DESPUÉS DE LEER, por citar dos ejemplos evidentes de lo que antes dejaba caer. Sí, de acuerdo, no resiste la comparación con las obras mayores del maestro, pero yo les invito a que se despojen de los siempre pesados prejuicios y descubran a ese "otro" Hitchcock, que con 77 años aún albergaba una chispa creadora a la que tantos luego se han aferrado. Y siguen haciéndolo...
Saludos en familia.

3 comentarios:

elprimerhombre dijo...

Pues no la he visto, la tendré en cuenta, y eso que yo no soy muy dado a las pelis de Hitchcock (uy, lo que acabo de decir...de algunas, no todas, no se me enoje nadie).

Un saludo!

dvd dijo...

Eso es pecado mortal... No, en serio; he puesto ésta porque no me parece tan mala... y porque me consta que no la ha visto nadie, claro... Es curiosa, eso sí...

Mr. Lombreeze dijo...

Pues no la he visto, pero vaya que una de mis top 5 de Alfredito es Frenesí y no se llevan muchos años, así que me la apunto a ver si es verdad que se mantuvo en forma hasta el final y murió con las botas puestas.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

¡Cuidao con mis primos!