martes, 21 de junio de 2016

Abandonad toda esperanza



Es así. No hay esperanza para la gente de bien, porque la gente de bien está enfrentada a la gente de bien, enfrentados por los que no son gente de bien, sino carcoma asquerosa de reluciente aspecto.
Me comenta una muchacha "perfectamente informada" cómo podría ocurrírseme votarle a Pablo Iglesias, siendo éste como es hijo de terrorista... (silencio sepulcral)... En esos momentos uno siente ira, impotencia, ganas de reír, de dar un puñetazo, y todo a la vez, porque es ahí donde te das cuenta de que los ignorantes son unos malnacidos, o que los malnacidos son unos ignorantes, o que un ignorante se cree con la carta blanca de poder decir cualquier barrabasada porque sí, como en los muertos de Facebook o Tweeter. Malnacidos, y mentirosos, y además con "la verdad" del Whatsapp como licenciatura única, como aquellas viejas del visillo, que vuelven con más fuerza que nunca en este repugnante país de gilipollas en chanclas. Este país, además, no tiene solución porque nadie detecta el problema y lo pone en imágenes, si no es en pseudo trabajos de desinformación en cuerdas que van desde extremos a izquierda y derecha, de 13TV a La Sexta. Sin embargo, aún Estados Unidos puede salvarse, porque en documentales como DETROPIA el desastre es expuesto lúcidamente como elemento subversivo. En este caso se trata de detallar la debacle de Detroit y su transformación de bandera orgullosa del sistema capitalista a ciudad fantasmal y casi abandonada. El dato es esclarecedor: el producto que actualmente más exporta Norteamerica sale de Detroit y va directamente a China. Se llama chatarra...
Saquen sus conclusiones y luego hablemos de capitalismo.
Saludos.

... ¿Y todo esto lo ha hecho usted solo?...
No, necesité estar rodeado de siete mil millones de personas...

7 al azar


¡Cuidao con mis primos!